SOLEADAMENTE OSCURO
Publicado en Jul 27, 2009
Prev
Next
Image
Siempre dijo que sería en el momento menos esperado por nosotros… y así fue. No alcanzamos siquiera a preguntarnos qué había sucedido esa tarde.
Me senté en el soleadamente oscuro rincón del jardín de la casa grande, donde tantas veces nos habíamos reunido a celebrar alguna ocasión especial, o a veces sin motivo alguno. Cerré los ojos y escuché las conversaciones a media voz, como tratando de recordar esas animadas noches de verano. La recordaba tan claramente riendo mientras bebía un vaso de ron, fumaba un puro y jugaba una mesa y reía junto a nuestro querido amigo, confidente y cómplice.
Repentinamente y contrastando con los interminables sollozos de Felipe, se escuchó la risa de Andrea. Algunos rieron como si hubiesen escuchado el relato previo a su reacción, pero no era necesario. No hubo relato alguno, sólo había recordado algo de su sarcástico y agudo humor y, simplemente estalló en carcajadas.
Levanté la mirada y me encontré con los tristes ojos de Marcela, y ella con los míos… y sonreímos. Entonces recordé sus palabras con inspiración un tanto poética, casi convencida de que sería así, “espero verlas riendo en mi funeral”.
Siempre supo cómo hacernos reír. Y llorar. Y apasionarnos. Y enfurecernos. Y envidiarla. Y compadecerla. Y amarla. Y odiarla. Todo esto me hace revivir los contrastes que la invadían. Porque así era ella, al igual que este soleadamente oscuro rincón del jardín… ella era tristemente feliz.
Página 1 / 1
Foto del autor Claudia Riquelme
Textos Publicados: 36
Miembro desde: Jul 13, 2009
8 Comentarios 763 Lecturas Favorito 1 veces
Descripción

Cuento corto

Palabras Clave: Soleadamente oscuro

Categoría: Cuentos & Historias

Subcategoría: Relatos



Comentarios (8)add comment
menos espacio | mas espacio

Claudia Riquelme

Grabriel, tus palabras me motivan a continuar dando pluma suelta a estos relatos que cobran vida propia...

Cariños,
LaNegra
Responder
August 21, 2009
 

Claudia Riquelme

Arturo, mi queridísimo amigo... gracias por tu maravilloso y siempre esperado comentario. Cómo no voy a seguir?

Mis cariños de siempre,
LaNegra
Responder
August 21, 2009
 

Claudia Riquelme

Sergio, agradezco tu lectura tanto como tus palabras... la escencia exacta. Creo que la vida de muchos de nosotros se desenvuelve en estos interminables contrastes.

Cariños,
LaNegra
Responder
August 21, 2009
 

gabriel falconi

microrelato que nada tiene que envidiar a otros que he lerido en libros.
me gusto hasta la foto que le pusiste
ninguna palabra de mas ni de menos
te felicito
Responder
August 21, 2009
 

Arturo Palavicini

Otro hermoso ejemplo del magnífico manejo que haces de las emociones en tus textos; siempre moviéndote y moviéndonos de un extremo al otro.

Felicidades Negrita.

Arturo Palavicini
Responder
August 21, 2009
 

Sergio Pellegrini

cuántos tristementes felices, y cuántos felizmente tristes habitamos el mundo. Excelente cuento en donde la dualidad genuina está plasmada y representada triste y felizmente a la ves (como corresponde). Y el titulo (a mi personalmente) me impacta por su claridad en lo oscuro... me digo cuántas veces estamos oscuros en la luminosidad, y otras cuántas estamos relucientes en la oscuridad...
Saludos cordiales y mis cinco estrellas...
Sergio
Responder
August 21, 2009
 

Claudia Riquelme

Agradezco tus palabras Elvira... más aún la lectura.

Saludos y gracias,
LaNegra
Responder
July 27, 2009
 

Elvira Domnguez Saavedra

Conmovedor relato. Los recuerdos de un ser querido siempre quedan en las memorias como bellos sentimientos. Saludos
Responder
July 27, 2009
 

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy