reflexiones sobre uno mismo
Publicado en Jul 24, 2009
Prev
Next
REFLEXIÓNES SOBRE UNO MISMO
Ahí estaba, de espaldas al mundo. Con la tristeza anclada en los tobillos y el alma llena de sueños, falsos... sentada en la ventana, viendo pasar la vida con los ojos cerrados.
El ruido de los árboles con las primeras gotas de la lluvia, fue como escuchar el compás del tango mas perfecto, todo parecía tan calmo... y la desgracia tan inocente.
Esa mañana se redujo a un instante, yo buscaba una respuesta a la pregunta que no conocía, nada pudo evitar que el viento me llevara hacia el abismo... de pronto me situé en el campo, libre desierto de aires gigantes. Miré, miré sin ver nada y sentí percibirlo todo. Lo que nos hace falta no puede estar tan lejos,  pensé, y me sentí mejor. No tenía a nadie al lado que pudiera decírmelo, pero yo ya lo sabía. Entonces paso algo extraño, me sentí absorta en tiempo y espacio, una sensación inexplicable me recorrió de punta a punta, había algo que no lograba comprender. Una incógnita me puso en jaque la razón, ¿alguien nos esta jugando una broma? me pregunté, ¿ acaso es el cuerpo el telón de un escenario detrás del cual habita la realidad, esa verdad que nadie conoce; y es la vida, la función que con esfuerzo, o carteas, representamos? Me sentí asfixiada, quise gritar auxilio, mi voz, sin ánimo de participar, había huido. En mi cabeza, los relojes del mundo ticteaban como en una competencia. Entonces me devolví a la realidad, y en un afán de supervivencia, me sumergí en la ventana, un frío sudor danzaba en mi cuerpo, el límite hacia la locura acechaba escondido en mi sombra, y no encontré campo alguno, ni bosque... y tuve miedo, y me observe. La ambigüedad me mantuvo expectante, la incertidumbre se adueño de mí, y no supe quien era; y pensé, ¿acaso estoy en guerra conmigo misma y no sé de qué bando formo parte? ¿Cómo he de juzgarme? ¿Me avergüenzo de mis malos pensamientos, me castigo por mis dobles intenciones, me trago los prejuicios que me embriagan de emociones? ¿O acaso es admirable que disienta de mi misma y por consiguiente actúe diferente? ¿Debo entonces apremiarme por hacer lo debido?
 ¿Es de valor rever lo grato de uno mismo? ¿O es gran falsedad buscar lo decente y obrar en consecuencia?
Que difícil es no caer en la propia decadencia, que confundidos estamos al creer que por dominar, ejercer controlo sobre los demás somos algo. ¡Mentira! No somos mas que ilusos participantes, con miedo a caminar en otra dirección, porque sabemos que de afuera hacia adentro conocemos poco en realidad, y sabemos que esos logros no vienen con reconocimiento ni felicitaciones. Así que mejor seguimos recolectando palmadas ajenas y creemos ser más grandes. Y como aun no es suficiente sacamos a relucir nuestros hechos mas heroicos, siempre seguidos de un gesto o risa humilde, salvadora, para tapar la arrogancia, que a su vez nos permite llenar el hueco de la inseguridad que nos habita.
Cuan fuertes debemos ser para aparentar ante los otros, asombrarnos frente a actitudes miserables, como si no entendiéramos de qué se trata, cuando no somos más que eso. ¿No seria de gran honor no pretender, mostrarnos débiles ante los débiles, hacer piel a nuestras propias falencias...?
Lo que no ata el cuerpo, lo ata la mente, lo que con dificultad desata la mente, con seguridad lo ata el corazón. Así que amigos ¡despertemos! No somos prisioneros de nadie más que de nosotros mismos.
... y me vi, con lagrimas en el rostro, y recordé que conozco de humildad, que me conmueven tantas cosas, tan humanas, intangibles y que a su vez galopan con fuerza en el alma.
Creo que solo la muerte es el límite de lo posible, creo que esta autocrítica de la que estado hablando nos vuelve vulnerables e inestables, pero por sobre todo creo que no conocemos, y ese es el límite, no saber quienes somos y de que somos capaces.
Página 1 / 1
Foto del autor julieta fernandez
Textos Publicados: 12
Miembro desde: Apr 25, 2009
1 Comentarios 400 Lecturas Favorito 0 veces
Descripción

Palabras Clave: vida tristeza soledad razon realidad incertidumbre cuestionamiento reflexion.

Categoría: Ensayos

Subcategoría:



Comentarios (1)add comment
menos espacio | mas espacio

Carlos Campos Serna

Por eso, viva la mente humana porque te hace reflexionar cuando se anda perdido y se ve por tu maravilloso escrito, quizás, no lo sé, ya salistes o estás saliendo de la gran pregunta: ¿ Quién soy yo?. Pero no te preocupes, a todos en algún momento nos pasa.

Saludos
Responder
July 24, 2009
 

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy