La perdicin.
Publicado en Feb 13, 2011
Prev
Next

 
La perdición, un entramado
con la palabra.
Un entramado.
Pero...,
la perdición
no es más que...,
es un conocimiento,
delirado :
MELENITA DE ORO
DAME LA MANO.
MELENITA DE ORO.
LA MANO.

Pero..., ahora es...
el murmullo.
Él ...,
ante una extensión
donde
los peces se nadan
y las mujeres,
las mujeres se van de compras.
Volver así a la nostalgia,
Argentina.

Porque en Argentina
escribir poemas ahora es
cargarse de toda la risa
que pueden producir todos los que están al lado
del que sin querer se recontracaga encima.
Las voces otra vez
y otra vez las...,
remolinos en el agua
como la...,
 
traidora.
Te odio
conociendo mi pureza.
Me queda la palabra.
Me queda el lenguaje.
La angustia del puede y canta
para...
 
Pero hoy es nochebuena
y como bien sabemos
en nochebuena
se hartan todos.
Y los maridos se ponen algo maricas.
Nada más parecido.
Y yo un poco aburrido.
Un poco desesperado :
puajj... Argentina, potencia del Tercer Mundo
que vas quizás al Primero
o quizás a ningún lado.
Pero que por ahora
dejas algo bien en claro
que es que
escribir en Argentina no es gritar,
más bien es decir,
es decir toda la mierda del que no se resigna
a morir de mudez tirado en las esquinas y es también
llorar.
Inundar.
 
Pero...
este por qué
de amargura parada
que negaba la locuacidad de los presentes
y la dulcidez técnica
en decir ya
y nada. Ninguna era mi
desamada de amores
de no poder y no poder.
Pero nunca encontré.
Y en mí
me despojo de lo accesorio
y es el cuerpo
tu cuerpo ahora el único testigo.
Ahora..., hagamos una pausa.
Porque es muy denso esto que escribo.
Una pausa. Una...
Miento o no miento.
 
Y si miento, cómo miento.
Y si no miento,
(para no herir)
cómo te lo digo.
Escribir en Argentina es...
lanzar de un golpe, hablando mucho,
demasiado.
Pero..., una pausa (otra), algún paréntesis, un poco de respiro.
Justamente es demasiado.
Bien. Sí, una pausa.
Pero..., volviendo al tema.
Por qué
si lo que deseamos es tal cosa,
cómo, nadie,
va , corre y salta, y lo toma
y se cae pero se levanta
de hurras
y vos
y vas
vas
sin nada
sin nunca
lo que se conoce
diciendo :
el crimen me pertenece.
Tanto lo siento.
Bueno.
Basta.
Ahora,
retorno al poema.
También yo quisiera,
quisiera
con las uñas
lastimar
rabioso
por donde
se decida la pelea.
Ahora sí.
Pronunciado
el pronunciamiento
tantas veces postergado, algún repliegue
sólo por un momento
para decirme
donde vas
parado.
 
Es que esto no lo dijo en general
la voz que hablaba por mí.
 
Bah, no lo dijo...
No lo dijo y lo dijo.
Entre uno y otro.
Entre el que me hablaba y yo.
Y yo sin entender, rápido transcribiendo
y transcribiendo.
Uff. Que arduo...
las vueltas
y vueltas que da este poema.
Pero basta.
Es inútil.
No hay nada que hacerle.
Se hunden las palabras.
Es vertical,
igual que estéril
el aire que sostiene este suelo
para este
o cualquier
otro
poema.
 
Página 1 / 1
Foto del autor Luciano Buzeki
Textos Publicados: 64
Miembro desde: Jun 27, 2009
0 Comentarios 315 Lecturas Favorito 0 veces
Descripción

--

Palabras Clave: -

Categoría: Poesa

Subcategoría: Poesa General



Comentarios (0)add comment
menos espacio | mas espacio

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy