Cuando pasamos el tercer piso
Publicado en Jan 21, 2011
Prev
Next
Image
Auxilio! voy a cumplir 30! grite una vez cuando se me ocurrio un dia hacer un inventario de mi vida. Es el paso en el que pocas mujeres pasan invictas, es cuando dejamos una parte de nuestra juventud atràs. Aunque jamàs quise dejar de tener 20, los años me aplastaron. ¿Que tengo hasta hoy? un trabajo regular, tres hijos hermosos , un matrimonio que saliò de milagro de la banca rota y un sueño de escritora que pelea por su vida.
Seguramente, como muchas mujeres que pasan por esto, de frente al espejo vemos mucho màs que una patas de gallo que amenazan con crecer, o cosas que se caen y otras que aumentan, no! vemos una mujer con tanto defectos y virtudes como cualquier ser humano, con exactos derechos y obligaciones y la pregunta es: ¿ de quien depende como se siente? Es màs fàcil echarle la culpa a otro, pero la responsabilidad es solo nuestra. Si no llegamos conformes emocionalmente a los 30, corremos el severo riesgo de perfilar para viejas amargadas. Nada mas lejos que nuestros complejos fisicos, que afortunadamente - y como quien no quiere la cosa- desaparecen como por arte de gualicho. Este es el espiritu que quedò atrapado entre nuestro afan de competir con otras mujeres y el ser amadas con nuestros complejos a cuestas, esos mismos que quisimos tapar durante màs de una dècada. Alli quedò el pobre! olvidado, desnutrido, arrasado por la voràgine de nuestros años mozos. Cuando nos damos cuenta, muchas de nosotras comenzamos a sentir frustraciòn, fracaso, una especie insoportable de desdicha, una plena insatisfaccòn. Cambiamos pañales durante años y nuestro pantalon mas nuevo tiene ya màs de cinco años. Alguna de nosotras guardò un par de kilos de recuerdo por cada embarazo y nuestra salida màs emocionante son los sàbados a la feria. No podemos imaginarnos una vida sin nuestra rutina ¿quièn harìa las compras? ¿quièn hace la comida? ¿quièn lava los platos? ¿y la escuela de los chicos? ¿quièn va a lavar la ropa? Dios -o no se que divinidad adoremos- nos ampare si nos alejamos una hora màs de casa saliendo de lo habitual!. Al cruzar nuestra puerta nos encontraremos con una espiece de perro bipedo con sus brazos cruzados y una voz de trueno preguntandonos: ¿DONDE ESTUVISTE???? Y no importa lo que digamos, no sirve como excusa si no dejaste un poco de comida hecha o no planchaste el pantalòn o te olvidaste de lavar la zapatillas de diario, no hay disculpa que valga y empeza ya con la casa!!!... uff.
Pero... somos las excelentes juezas de aquella que pateò el tablero con valentìa, esa que de repente rejuveneciò diez años de la noche a la mañana y mando a la mierda la rutina, al marido y a su vida de sirvienta resignada. Esa que barrìa tempranito la vereda es la que a esa misma hora esta volviendo a su hogar, con màs revoque que el cabildo, tambaleandose arriba de un metro de tacos, esa mismita mismita que todos pensabamos que sus ùnicas amistades eran los comerciantes del barrio y su hermana mayor. ¿porque? Conozco mas de una que comenzò una vida paralela antes de tirar todo al carajo, pero no por calentura, si no porque de esa forma a recuperado AUTOESTIMA, ALEGRIA y por sobre todas las cosas VALOR. Ponerse en su lugar es difìcil y comprometido, pero sòlo basta con oir sus historias para saber que soportaron años de un desgaste casi malvado, al lado de un hombre que ni siquiera se enteraba que lloraba a su lado mientras èl dormìa, que la desvalorizaba. Años de una rutina a la que se dejò arrastrar, la larga tarea de cuidar de los hijos, el perder las amistades de la juventud porque tiempo es lo que menos tienen. El postergar sus sueños, alejarse de la familia - hermanos, primos, etc- ¿Todo porque? por querer tener como un rey al hombre que amamos y no dejar que se preocupe por nada, porque nuestro amor- el de mujer- es a base de cuidados, mimos, pura condecendencia y olvidamos pedir nuestra paga. A veces ese hombre nos ama tanto que nos deja ser la mujer màs importante de su vida , ¡SU MAMA!. Pero una madre ama a sus hijos de manera infinita e incondicional - osea sin condiciones-
¡PERO UNA MUJER NO! no se le van a caer las uñas si un dìa lava los platos o hierve un poco de arroz!
Esta bien... èl trabaja ¿pero vos no? muchos hombres prefieren estar colgados de un andamio o manejar un bondi en medio de un piquete en el microcentro al mediodia que estar en casa con los platos, los niños y la escoba.
No cometas el error que lo harà un hornamentado - por no decir cornudo que queda feito- Que no te de pena, vieja! dale un escobillon cuando llegue de laburar y vos anda a cenar con tus amigas o baja ese mondongo -o contrabando de canelones, como gustes...- al gimnasio! Dar, dar y dar no es un càlculo que cierre bien. Dar y recibir es la formula ideal, el famoso Secreto. Comprendì despues de muchas làgrimas que una relaciòn esta hecha con buenos detalles, no con grandes cosas. Eso de compartir el silencio, respetar el espacio del otro, no ser invasivo. Comprender que quièn esta a nuestro lado no es una mascota ni una divinidad del Olimpo, no es inferior ni superior, es nuestro par con nustras mismas necesidades, con tantos defecto y virtudes como nosotras. El error muchas veces va por la manera implìcita con la que llevamos nuestro andar. Hablar esta bien y callar cuando es necesario tambien. Conozco matrimonios de muchos años porque ambos se respetan, son muy compañeros y ambos se ocupan tanto de la casa, de los niños y de sus actividades por igual. Al fin y al cabo, todo es de ambos. O no? Y si estas comenzando una nueva vida, FUERZA! no te caigas! no pienses en el terror que te va a dar sacarte la blusa frente a un hombre nuevo, sì te quiere tambien va a querer tus kilos, estrìas y celullitis. No hay nada màs lindo - ni que infle màs el ego- que sentirse deseada y no cometas el error de antaño, porque hijos son los que parimos, NADIE MAS!!!
Página 1 / 1
Foto del autor Lorena Mallarino
Textos Publicados: 7
Miembro desde: Jan 18, 2009
2 Comentarios 463 Lecturas Favorito 0 veces
Descripción

La famosa crisis femenina de los 30

Palabras Clave: tengotreinta

Categoría: Ensayos

Subcategoría: Anlisis



Comentarios (2)add comment
menos espacio | mas espacio

sartre

muy bueno lorena,las responsabilidades no son faciles de llevar ,necesitan de un esfuerzo y de una dedicacion,nada es como al principio ni como lo soñamos,a los 20 años todo nos parece un cuento de adas
los papas y las mamas corren con nuestros gastos ,todo es diversion ,sensaciones nuevas y placer ,apenas tenemos responsabilidades y si muchas ilusiones vestir bien y soñar con el amor de nuestra vida pensando
que todo es como la primera vez y la realidad es otra ,tanto el hombre como la mujer necesitan su espacio y su intimidad y algun secreto tambien para seguir soñando y respeto mutuo sabiendo estar cada uno en su sitio lo que corresponda a cada cual ,que la vida es larga y cambiante y lo que sale en las peliculas no es la realidad en general ,los cuentos son cuentos y la vida lo que vivimos ,por mucho cambiar al final te encuentras en el mismo lugar,,besos y cuidate, pintate arreglate como si fuera la primera vez
Responder
January 27, 2011
 

JUAN CARLOS

Hola Lorena..La mujer analizada en su "crisis de los 30"..ufff ..Yo Creo que has hecho un perfecto análisis del por qué de tanta frustración y amragura y creo sucede porque no sabne valorarse o ponerse en su punto medio; Son madres,enfermeras,psicólogas,mamá, pero el rol de MUJER se les olvida,ya sea por rutina,por falta de tiempo,por que no quieren contradecir a su Rey..son muchos los motivos ,muchas veces el machismo comienza por Ellas que aceptan o guardan silencio creyendo que esa es la acitud de una " buena esposa.. Un ensayo notable y de un desarrollo perfecto....Todas las estrellas ¡¡¡Felicitaciones ¡¡¡¡¡

Cariños...Juan Carlos..
Responder
January 27, 2011
 

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy