Chicas de carne
Publicado en Jan 24, 2009
Prev
Next
Image
                              Chicas de carne
Muy a pesar de lo que se cree, las mujeres somos tan humanas como los hombres. No somos ni una divinidad ni pertenecemos al reino de las bestias. Como cada bicho tiene su agujero, he pasado una buena parte de mi adultez o al manos desde que me creo mujer a entender ciertas deidades de nuestro genero. Pasamos siglos tratando de tener un lugar casi igualitario con el de los hombres, y cuando casi lo hemos logrado dejamos al descuido los valores de la familia, lo cual parecia antaño solo nuestro trabajo. La crianza de los hijos, el control en el hogar y la administracion de la casa quedaron en una conduccion bipartita, donde dejamos de ser soberanas. Me resulta muy estresante, empero, llegar a mi casa y encontrarla en un caotico estado de descontrol, donde mi marido no encuentra por donde empezar cuando mis hijos organizaron un motin porque el padre no les compro helado. Quejarme de que en la casa es un inutil, seria algo tan obvio como la sal es salada, o tan redundante como que subamos para arriba. Con tal de no entrar en cruentas discuciones, ese pobre hombre me ha dejado al libre alvedrio el manejo de mi tiempo una vez el mas chico dejo los pañales. Muchas de nosotras despellejamos a nuestras parejas porque pierden cuarenta a cero a la hora de la Maruja, donde somos nosotras las ases, porque... ? tenemos una neurona mas? somos mas practicas? somos mas emprendedoras? Chicas... los numeros no son alentadores. Salvando las cuarenta y ocho diferencias fisicas, ellos cuentan con casi cuatro millones mas de neuronas que nosotras, un cuarenta por ciento de mayor desarrollo corporal y tienden menos a la obesidad que las mujeres. Nosotras en cambio, tenemos un veintitres por ciento de mayor coneccion entre ambos lobulos cerebrales, relacionado con los sentimientos. El instinto de la sospecha es mayor en nosotras porque somos menos confiadas, el instinto de la maternidad nos vuelve miedosas, eso se llama supervivencia. Pero somos mas longevas y sufrimos menos del corazon. El enamoramiento nos dura cinco años mientras que a los hombres solo dos - claro que estamos hablando de generalidades- Hacemos mas cosas por calentura que por amor; nos cuesta diferenciar a un buen compañero que el que solo te usa. Nos gusta sufrir porque esta en nuestra naturaleza, parimos con dolor y nos duele la menstruacion. Depilarnos con cera o con una pincita. Morimos de hambre para no aumentar un gramo y lloramos todos los dias con la misma novela. Nos desgarramos detras de la puerta cuando no damos el brazo a torcer aun cuando estamos muy erradas y preferimos encerrarnos a aullar de dolor en el baño antes de decir, perdoname tenes razon volve. Y aunque el histeriquismo es casi nuestro terreno por derecho propio jamas lo vamos a reconocer. Yo no es que diga que las mujeres no tengamos un lugar en la sociedad, pero desde que nos pusimos en carrera con los hombres descuidamos la base misma de la comunidad la cual es la familia. Cada vez, las nuevas generaciones van con rumbo mas indefinido; no tienen valores reales. Cada vez hay mas chicos delincuentes y esposas infieles, y al estar mas habilitado el mercado, los hombres lo son mucho mas ahora que antes. Pero no es todo nuestra culpa, ellos han creido ser los reyes de la casa porque traen el pan a la casa y las mujeres no se han visto, en su mayoria,  alentadas a el crecimiento espiritual, intelectual o personal porque caimos en la delirada de que solo servimos para lavar platos y criar hijos; que tenemos tantas neuronas como hornallas tiene la cocina y que al volante somos mas peligrosas que mono con escopeta. Como siempre, la historia termina en par. Tenemos las mujeres mas sacrificios espirituales que los hombres, pero a ellos les cuesta un buen dolor de huevos lo que a nosotras nos cuesta solo una sonrisa limpia o un buen par de piernas. Chicos... no se enojen, despues de todo, nosotras nos mordemos hasta los codos cuando no nos responden rapido un sms o nos agarra un ataque de caspa de saber que comparten la oficina con otra mujer, asi sea menos agraciada que nosotras, o aun peor... cuando tenemos la certeza de que mueren solo por nosotras, porque en honor a la verdad, nosotras tambien morimos por ustedes- aunque lo neguemos-
Página 1 / 1
Foto del autor Lorena Mallarino
Textos Publicados: 7
Miembro desde: Jan 18, 2009
2 Comentarios 749 Lecturas Favorito 0 veces
Descripción

la guerra de los sexos capitulo 32545

Palabras Clave: mujeres

Categoría: Artculos

Subcategoría: Actualidad



Comentarios (2)add comment
menos espacio | mas espacio

Hctor Restrepo Martnez

Hola Lorena. Aún hoy día, la mujer no se ha dado cuenta de lo perdido con la liberación. Contar neuronas no lo es todo, subir la falda hasta la culi, no bastaba. Era necesario sostenerla en las alturas con los valores. Lo que sí se amarraron bien fueron los pantalones y sin la necesidad de correa. El hombre es hombre y al caer al abismo, se levanta y sigue igual. La mujer no, pierde su estatura y virtualidad.
Claro que sí son unas diosas y estamos siempre listos a adorarlas. Felicitaciones y estrellas. La invito a leer lo mío, tienes un nuevo amigo. Héctor.
Responder
December 19, 2010
 

Ral lvarez

Muy divertido tu comentario, y no menos acertado. Tienes mucha razón en lo que planteas.... aunque, si una cocina grande tuviera 8 hornallas..... sobrarían hornallas.... jejeje
Bromas aparte, me gusta mucho que escribas y aproveches de situar a la familia en el lugar que corresponde.
Soy Psicólogo y bien se de lo que has escrito. Te felicito y me felicito de haber llegado casualmente a leerte.
Un saludo desde Chile.
Responder
April 02, 2009
 

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy