Diario de una historia triste: Parte 34
Publicado en Apr 03, 2010
Prev
Next
Cuando las lágrimas brotan solas. Cuando algo te afecta demasiado pero no lloras fuertemente así poniendote colorada y arrugando la cara. Llorar cuando se caen solas las lágrimas. Creo que esa es la forma de llorar que más duele. Es como decir ''ya fue'', pero te afecta mucho y caen las lágrimas. Como ahora. Caen, recorren mi cara como un río, algunas caen directo al piso. Provienen de lo más profundo del alma. Evidencia de corazón partido en pedacitos.
Cada día que pasa me doy más cuenta cuánto sufre la gente por la mierda del amor. Trato de escucharlos, aconsejarlos en la medida que pueda, siempre desde mi punto de vista y poniendo mi situación como ejemplo. Dai hoy empezó a decir que ojalá no la cuerneen, que no le gustaría ser engañada y esas cosas. Fue inevitable largarme a llorar. No pude contenerme. ¿Cómo pretenden que vuelva a creer en eso? Si mi primer novio, la primera persona que amé me engañó. El amor sólo es lindo cuando las dos personas se aman incondicionalmente, superan cualquier obstáculo, aceptan los defectos del otro y no engañan. Ahí recién es lindo el amor, y eso es totalmente una utopía. Además, quieras o no, en cualquier momento termina. Es así, la cruda realidad. Quieras o no, contra tu voluntad a veces, termina. Aunque duela, aunque te haga sentir la más mierda, la peor cosa existencial, aunque te parta el alma, aunque te arranque las ganas de vivir plenamente la vida.
¿Quién sabe cuando realmente te podés enamorar? Nadie pone tiempo ni ocasión para eso. Creo que cuando realmente sentís que la otra persona es todo para vos, cuando harías cualquier cosa por ver feliz al otro, cuando darías todo, cuando esa persona sea la razón por la cual vivís..
¿En qué te convertiste? En eso que nunca quise y que siempre aborrecí. Te convertiste en una cosa tan diferente a la persona que solía darle todo lo que tenía. Ahí tenés la prueba concreta y fiel a lo que yo decía y vos me negabas. La gente cambia. Y también lo veo en mi. Ya no me dejo influenciar por nadie, digo lo que siento y mi opinión. Ya no me quedo con la boca cerrada frente a los demás, como lo hacía con vos. Ser directa, algo que nunca fui con vos. Eso es lo que le faltó, conversación. No era lo mismo. Voy a tratar de no cometer los mismos errores. Trataré de buscar a una persona que realmente me valore. Trataré de cambiar los miles de defectos que tengo y mostrar más las cualidades que realmente no supiste ver. Ahora recién me doy cuenta de mis cualidades, de las cosas buenas que tengo. Cosas que no viste, y que tapaste en frente de mis defectos. Ese es mi principal objetivo ahora, cambiar. Tratar de minimizar esos defectos ya que si ya esta en mi naturaleza ser de determinada manera no lo puedo cambiar, pero por lo menos reducir gran parte de cada uno de ellos.
Siempre haciendo las cosas mal. Estoy demasiado harta de eso. Quiero hacer las cosas bien y me salen las cosas totalmente al revés. O bien por la mitad y mal. Ese sentimiento de impotencia que me da hacerle mal al otro sin querer. Sentirme culpable totalmente, sin saber cómo recomponer el error. Me duele mucho ver mal a la otra persona por mi culpa. Y siempre recuerdo eso. Me cansé de hacerle mal a la gente aunque yo no quiera eso. Son esos momentos en los cuales me odio terriblemente. Fallarle a la otra persona es una de las cosas que no puedo soportar. Me duele eso.
Página 1 / 1
Foto del autor Carolina A.
Textos Publicados: 46
Miembro desde: Apr 02, 2010
0 Comentarios 225 Lecturas Favorito 0 veces
Descripción

Palabras Clave: tristeza amor

Categoría: Cuentos & Historias

Subcategoría: Personales



Comentarios (0)add comment
menos espacio | mas espacio

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy