La mujer del Paraguay
Publicado en Nov 15, 2009
Prev
Next
Image
Fue la mujer
del Paraguay
la que me dijo:
-Ámame con pasión,
sino vete lejos.
Sorbía de sus senos
leche ajada
de los tiempos
y en las oscuras esquinas
del barrio de Flores,
entre tragos de vino y pan
proclamábamos la guerra
a Dios y a sus ángeles,
dando con la pija dura
al culo del mundo.
No eran tiempos de rosas,
ni tronaban los fusiles.
Una fría desolación
se posaba dueña
de las noches
y los días.
Los viejos manifiestos revolucionarios
ardían en las capillas
y los mausoleos de la academia.
Y nosotros,
tiburones hambrientos,
empecinados en ser breves y crueles,
orinando nuestro pis amarillento
en las alcantarillas sucias
de la ciudad que dormía.
Página 1 / 1
Foto del autor facundo aguirre
Textos Publicados: 713
Miembro desde: Dec 24, 2008
12 Comentarios 1106 Lecturas Favorito 2 veces
Descripción

Fue la mujer del Paraguay la que me dijo: -Ámame con pasión, sino vete lejos. Sorbía de sus senos leche ajada de los tiempos y en las oscuras esquinas del barrio de Flores, entre tragos de vino y pan proclamábamos la guerra a Dios y a sus ángeles, dando con la pija dura al culo del mundo. No eran tiempos de rosas, ni tronaban los fusiles. Una fría desolación se posaba dueña de las noches y los días. Los viejos manifiestos revolucionarios ardían en las capillas y los mausoleos de la academia. Y nosotros, tiburones hambrientos, empecinados en ser breves y crueles, orinando nuestro pis amarillento en las alcantarillas sucias de la ciudad que dormía.

Palabras Clave: Fue la mujer del Paraguay la que me dijo: -Ámame con pasión sino vete lejos. Sorbía de sus senos leche ajada de los tiempos y en las oscuras esquinas del barrio de Flores entre tragos de vino y pan proclamábamos la guerra a Dios y a sus ángeles dando con la pija dura al culo del mundo. No eran tiempos de rosas ni tronaban los fusiles. Una fría desolación se posaba dueña de las noches y los días. Los viejos manifiestos revolucionarios ardían en las capillas y los mausoleos de la academia. Y nosotros tiburones hambrientos empecinados en ser breves y crueles orinando nuestro pis amarillento en las alcantarillas sucias de la ciudad que dormía.

Categoría: Poesía

Subcategoría: Poesía General



Comentarios (12)add comment
menos espacio | mas espacio
 1 2 > 

Hoz Leudnadez

cierto Facu...estas mexicanas no se colman con la poesia sino que se tragan todo...hasta la pluma completa luego nos mandan a la guerra solos y despeados con un jalapeño como arma y un nopal espinoso de escudo...mira...como me tienen a mi...suspire y suspire en el congal......
Responder
April 10, 2010
 

nydia

Vaya, es que quizá no haz conocido a una Mexicana....jajaja
besitos...!
Responder
April 10, 2010
 

Hoz Leudnadez

Facundo...este esta con madre....(que aca en mexico significa algo asi como con todo...esta con todo)...perfecto...acido y romance a la aguirre...bien por dale pija al culo del mundo...bendita paraguaya!!!!
Responder
April 10, 2010
 

facundo aguirre

reciclando viejos poemas
Responder
January 09, 2010
 

facundo aguirre

rojai ju
Responder
November 17, 2009
 

facundo aguirre

gracias inocencio. a pesar de la diversidad etinica en nuestro pais yo soy fiel a las paraguayas y a sus flores.
Responder
November 16, 2009
 

inocencio rex

excelente, aguirre
gran vientre, gran fortaleza, gran amor de la mujer paraguaya
Responder
November 16, 2009
 

facundo aguirre

me gustan las flores del paraguay
Responder
November 16, 2009
 

facundo aguirre

gracias doris
Responder
November 16, 2009
 

doris melo

Facundo muy bueno y contundente tambien me lo llevo a favoritos para releerlo me encanta cuando escribes este tipo de poemas irreverente y transgresor.te dejo estrellas
Responder
November 16, 2009
 
 1 2 > 

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy