Curiosidades al morir
Publicado en Oct 25, 2021
Prev
Next
Image
Era muy niño, diez u once años, quizás, cuando descubrí aquella verdad que todo humano alguna vez asume en su consciencia: Algún día vamos a morir.
Fue una convicción desagradable y, en alguna forma, terrorífica; más aun cuando por esos años mi trayecto a la escuela coincidía con los terrenos del cementerio y por encima de sus muros sobresalían los pabellones y sus tumbas elevadas.
Lleno de calofríos los miraba angustiado y pensaba que algún día mis restos estarían allí también.
Crecí apremiado con semejante concepto y el rechazo hacia los camposantos me ha acompañado hasta hoy día.
En mi etapa madura concluí que para no torturarme con la idea de ser sepultado en una necrópolis, era acertado optar por la cremación de mi cuerpo una vez muerto y en ésta etapa final que vivo, víctima de enfermedades agresivas y mucho agotamiento moral, traté el tema con mi familia, especialmente con mi hijo, quien a éstas alturas de mi existencia es el que se encarga de casi todas mis necesidades y su financiamiento.
Curiosamente le quedó revoloteando el asunto en su mente y navegó en internet para averiguar sobre los costos económicos del tema, encontrándose con las sorpresas, una que no es lo oneroso que podría imaginarse y la otra – más conveniente aun – que al tratar el evento en vida y cancelar su precio entonces, significaba menos de la mitad de su valor original.
Inteligente él, no titubeó y ya la materia está zanjada.
Ahora me puedo morir en calma sin mis pesadillas de siempre.
No obstante, me ha surgido una inquietud:
Al instante de morir y ser ingresado al crematorio, ¿será simbólicamente mi entrada al infierno?
JCRC
Página 1 / 1
Foto del autor juan carlos reyes cruz
Textos Publicados: 113
Miembro desde: Oct 12, 2019
5 Comentarios 132 Lecturas Favorito 0 veces
Descripción

.

Palabras Clave: cremacin humana

Categoría: Cuentos & Historias

Subcategoría: Personales



Comentarios (5)add comment
menos espacio | mas espacio

MAVAL

Jajajajaj, aunque no creo que referirse a la muerte es algo para la risa, realmente me dio mucha risa este texto...
porque va por lo real y lo coloquial...me recordé de cuando niña a mi juventud debía pasar por orillas de un cementerio en mi camino y se veía desde un puente (Valdivia) el cementerio alemán, la verdad lo único que no lo hacía funesto eran sus estatuas, muchos ángeles que a la fecha aún siguen vigilando ese lugar y esperando la promesa y por sus inquilinos.

Y me parece muy bien eso de ser previsores, eso hice yo igual , lo primero que me compré cuando tuve como hacerlo y es mi único terreno real que tengo , es mi tumba en un parque, por qué lo hice?, simplemente porque viajaba mucho y bueno de muchos viajes me salve de las garras de la calva, jajajja ...
Así que estaba preparada desde muchos años y no me espanta morirme , soy creyente y se que somos miseria terrena , por eso cultivo mi espíritu , lo único eterno y que tiene real valía a los ojos de Dios.

Saludos.

Responder
October 29, 2021
 

juan carlos reyes cruz

Agradesco muy sinceramente el comentario que haces a mi cuento, aportando, a la vez, un detalle de tu experiencia; pero básicamente me halaga de tu participación la inclusión de un compromiso que va más allá de un simple like o un comentario rápido para quedar bien.
Tengo memoria de haber opinado sobre textos tuyos pasados en los que se observó diferencias y hoy me pregunto si no lo recuerdas o, en beneficio de tu grandeza, son un digno reflejo de tus gajes de convivencia.
Te conozco desde 2009, la primera vez que ingresé a la página, sin embargo, hasta hoy nunca nos vinculamos en el segmento amigos, por lo cual ahora, humildemente, te envío mi solicitud.
Responder
October 29, 2021

luna austral

hola ... leí cada frase de tu escrito y al final me llamo la atención lo de la entrada al infierno ... creo que no sera así es solo el ritual de cremar nuestro envoltorio ya que solo somos esencia saludos
Responder
October 27, 2021
 

juan carlos reyes cruz

¡Vaya tiempo que no nos visitabas, querida Luna!
Alegría me causa tenerte nuevamente.
Concuerdo contigo en cuanto a que solamente somos esencia y el deshacernos de nuestro envoltorio solo es un mero trámite.
Haber hilado la pregunta sobre el ingreso al infierno no fue más que un pretencioso remate para la anécdota relatada, quizás con el propósito de instalar un chiste que puede no haber tenido éxito.
Un abrazo de un viejo coterráneo.
Responder
October 27, 2021

Raquel

No pienses en eso JC...debes alejar de tus pensamientos ese tema y disfrutar de los momentos por vivir.. A veces nos embarga un miedo respeto a esa pregunta que haces al final del relato, y creo que debemos desechar esa inquietud , gozando de lo que tenemos al alcance. No dudo de que tu vida, fue ,es y será brillante ,¡porque tú eres brillante y tienes en tu mente una riqueza indescifrable respeto a todo lo que puedes contar, aportar , crear desde las letras!.. Ese don debe ser un paraíso para ti y aprovecharlo como antes ..Aún tienes mucho por hacer, lo demás ocurrirá o no cuando Dios (porque tú también lo tienes) lo decida..
Tranquilo, saca de tu mente momentos tristes y disfruta el presente...Bs Rq
Responder
October 25, 2021
 

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy