T de tilo
Publicado en Nov 16, 2020
Prev
Next
Image
Aprovechando la ausencia de su esposa el sujeto llegó hasta la puerta de la habitación de la sirvienta. ¡Por fin! tenía la oportunidad de satisfacer aquel deseo que en algunas noches se volvía irrefrenable. Con los ojos casi desorbitados y la lengua de fuera escurriéndole la baba producto de su libido exacerbada, golpeó trémulo aquella puerta.
Toc toc toc se escuchó en medio del silencio de la noche. Nadie acudió al llamado. Toc toc toc volvió a golpear el hombre presa de la desesperación. Ahora sí escuchó movimiento y un leve murmullo dentro de la habitación.
Toc toc toc insistió, sumando al llamado una expresión verbal a media voz:
—Abre la puerta Mary… ¡Soy yo! Dijo el sujeto con los ojos como de plato.
Un pesado silencio fue la única respuesta a su llamado.
Toc toc toc golpeó con más fuerza al tiempo que gritaba:
— ¡Abre la puerta Mary… Te lo ordeno!
Después de unos segundos que le parecieron siglos, la puerta se abrió lentamente dejando ver la imponente figura desnuda del mayordomo.
— Mary se está duchando señor, pero igual, yo lo puedo atender. Diga usted.
—Ehhh… humm… Sí, un tecito de tilo para la impresión.
 
Página 1 / 1
Foto del autor kalutavon
Textos Publicados: 221
Miembro desde: Jun 19, 2012
7 Comentarios 100 Lecturas Favorito 0 veces
Descripción

Relato

Palabras Clave: sorpresa t de tilo

Categoría: Cuentos & Historias

Subcategoría: Relatos



Comentarios (7)add comment
menos espacio | mas espacio

kalutavon

Gracias amiga por comentar.
Responder
November 18, 2020
 

Liaazhny

jajajajaja ahora sí, me hiciste reir
Buen tema amigo, me gustó, saludos.
Responder
November 17, 2020
 

Magnolia Stella Correa Martinez

Jajaja... !Sorpresas te da la vida, la vida te da sorpresas¡... dice una canción. Ahora sí... una tacita de tilo para esta sorpresa, Kalutavon???. Jajaja, me he reído con este texto y ni te cuento el tono que usé al leerlo.
Me encantó.
Saludos.
Responder
November 17, 2020
 

kalutavon

Así es estimada amiga, la vida es un caudaloso río que en la turbulencia de su corriente arrastra de todo. En nuestro viaje de una orilla a la otra nos encontraremos con cosas y situaciones insospechadas, la eficacia y prontitud de nuestra reacción nos mantendrán a flote. Y sí, yo también me divertía cuando desarrollaba este relato, conocía el final, pero no había imaginado la trama, después de varios intentos, quedó así como lo has leído, ojalá que a los demás lectores. si los hay, les provoque al menos una sonrisa de malicia. En cuanto a la alusión a la canción de Blades, que me agrada mucho, por la música y la historia que cuenta del mundo arrabalero que conozco bastante bien, tienes razón, la vida te dá sorpresas. A propósito de canciones, hay otra que me gusta por la historia que cuenta y el mensaje que deja, Cruz de navajas, he intentado escribir un relato con ese tema, hasta ahora no lo he logrado, ya veremos después. Muy grato saludarte amiga.
Responder
November 17, 2020

Mara Jos Ladrn de Guevara

Muchas veces nuestros deseos desembocan en decepciones... y no es inadecuado recurrir a una buena infusión de tilo...
¿Amigos?
María José.
Responder
November 16, 2020
 

kalutavon

Hace ya varios meses me hiciste llegar obsequiosamente tu invitación de amistad virtual que se promueve en esta página, la cual acepte sin resquemor alguno, como he aceptado a las más de cien invitaciones de amigos virtuales de este sitio que suman en mi perfil. Solamente a dos de todas esas amistades fui yo quien las buscó por motivos bien definidos. Desafortunadamente esos dos usuarios por razones distintas ya no participan en el sitio. Volviendo a la interrogante del final de tu comentario de aquí arriba, debo decirte que a esta altura del melodrama, por civilidad, conociendo ambos nuestros rasgos definidos de personalidad, corriendo el riesgo de la incomodidad que me resulta que de buenas a primeras, sin aviso previo, me excluyas de tus contactos, como ya lo has hecho dos veces. Con todo eso no veo por qué no podemos convivir en paz y sin agredirnos en esta virtualidad que no nos pertenece y donde ni siquiera hemos sido invitados. Debo aclarar lo que ya resulta evidente, nada me obliga a leer ni comentar lo que no me apetezca hacerlo, como tampoco estaré obligado a hacer comentarios halagadores e hipócritas, porque no los acostumbro con nadie. No tomes lo que he expresado en líneas anteriores como pretextos para evitar un trato entre ambos, solo son parámetros de conducta que ahora se me ocurren para que ese trato, si así lo quieres, sea digno y respetuosos entre dos personas demasiado adultas y con cierta carga de experiencia en la vida. Espero que estés bien y para concluir, ya has dado el primer paso, sé muy bien lo que te ha costado debido a tu carácter, por lo tanto en aras de la civilidad que ya mencioné creo que podemos convivir anteponiendo la armonía grupal a intereses personales.
Responder
November 16, 2020

Mara Jos Ladrn de Guevara

Amén, k. Estimo que tu respuesta a mi propuesta es contundente y digna y nos ubica en una justa y valorable postura ideal que muchos en el mundo podrían adoptar. Como indicas en una parte, no me ha sido fácil tomar la decisión; sin embargo, dos razones de peso me inclinaron para definir: Una, porque la única manera para mi de sentir rencor es odiar el odio; la otra, porque confié en buena parte de tu perfil demostrado muchas veces y no ignorarías mi mano extendida en conciliación de paz.
Te agradezco la rapidez de tu respuesta y sus términos y ¡a escribir!
Un abrazo.
María José.
Responder
November 16, 2020

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy