La taza.
Publicado en Jun 25, 2020
Prev
Next
Image
Es impresionante cuando algo logra romperse. Se desvanece, deja de existir. No importa lo grande que sea, lo importante, o lo mágico, o como te haga sentir, llega un momento que se destruye. ¿Es irónico no? La fragilidad de las cosas que mas queremos, una taza, una relación una prenda, una mascota, una persona, un objeto, lo que fuere. Necesitas muy poco para que se acabe, no sirva, o te deje, una caída, una palabra, un accidente, un silencio, una ruptura. Son instantes que sentís que el mundo se te viene encima y por supuesto duele. Yo en particular lo llamo realidad, el momento en que el sueño se acaba, la fantasía de que, si esa taza iba a ser eterna, y siempre la ibas a tener, no es que un día iba a venir tu gato saltar en la mesa y tirarla con la cola, y lo miras ahí sin poder hacer nada, preguntándote porque no sacaste la taza de la mesa, o porque cuernos tenes un gato. Eso es lo que te pasa cuando a lo que sea que te aferrabas se desintegra en tu rostro, te llenas de ira, de frustración de enojo, haciéndote miles de preguntas, sintiéndote vacío, solo, desprotegido, porque lo que sea que ya no exista, significaba algo para vos, algo que no vas a volver a tener, y quizá eso sea lo que más duele. Lo especial no esta más, y entre tantos interrogantes en medio de tu angustia, te cuestionas si alguna vez estuvo, y si no estuviste soñando despierto un sueño mágico donde vos tenias una taza, una amistad o lo que sea que sientas que hayas perdido. El pensar que era eterno y haberlo observado desvanecerse en segundos te esta agujereando el alma, te sentís estúpido, por llorar y lamentarte por algo que ya no está, al fin y al cabo, ese no es tu estilo, pero es inevitable. Sos plenamente consciente de tus emociones, aprecias las lágrimas llenando tus ojos frente a tan dolorosa situación, y no queres que sea real lo que estas viviendo, pero lo es, y ahí con los ojos desbordados peleas con la realidad, negándola, diciéndote que no es posible, aunque lo estés viendo, pero por lastima el fingir nunca se te dio bien, y das paso libre a que se hinchen tus ojos, a llenar tu alma de dolor, a abrazar al presente, al miedo, a la soledad. Estas perdido, porque lo que sea que fuere, era importante, pero tal vez es buen momento para que dejes de engañarte, sabias desde un principio que era un sueño, pero querías quedarte en el para siempre, porque en ese sueño no estabas tan solo, tenias algo o alguien que estaba ahí y eso era especial, luchaste por quedarte pero no, no fue suficiente, tenes que enfrentar tu realidad, siempre lo supiste, lo negabas, no te animas a decirlo en voz alta, solo te tenes a vos, estas solo.
Y entre lagrimas todo cobra sentido, siempre fue así… siempre lo estuviste, abrazas tu dolor, y volves a la almohada.
Página 1 / 1
Foto del autor Federico
Textos Publicados: 5
Miembro desde: Jun 12, 2020
4 Comentarios 21 Lecturas Favorito 1 veces
Descripción

A veces lo nico que tenes son los dedos y un word.

Palabras Clave: Solo.

Categoría: Cuentos & Historias

Subcategoría: Relatos



Comentarios (4)add comment
menos espacio | mas espacio

Gonzalo

Hola amigo kalutavon. Genail texto que vale claramente incluirlo en favoritos porque en ocasiones es eso mismo, la realidad y aceptar sinceramente que quizas al pasado, no queda otra manera sana que dejarlo atras e intentar seguir hasta lograr nuevamente el bienestar.
Saludos
Responder
June 29, 2020
 

Federico

Gracias, la verdad dude si contestarte, pero como no te conozco es mas fácil. No creí que alguien se tomara la molestia de leer mis escritos, siento una mezcla de emociones, como exposición, y alegría de que a una persona le guste. Creo que complique la respuesta, lo que quería decir es que te agradezco, también la observación. Afectuoso saludo.
Responder
June 25, 2020
 

kalutavon

No debes preocuparte Federico, suelo leer algo de lo que se publica en este sitio cada día. No tengo preferencias, ni con los que son amigos virtuales, aquí se trata de interactuar con todos o con casi todos. Si el texto que leí ese día me agradó, lo menos que dejo es un like, sí llenó aun más mis expectativas lectoras (como tu texto) entonces comento por qué. Y si el texto que leí no me agradó paso de largo. No comento ni comentaré solo para que me comenten. Esa es una obligación que tratan de imponer en esta página los despistados/as producto de una insana egolatría. Escribe Federico, borra, escribe corrige, pero escribe, de lo que quieras por ahora. Suele pasar que cuando iniciamos esta maravillosa actividad, casi siempre escribimos de nuestros sentimientos, luego con la práctica se abordan otros temas, se imaginan, se inventan historias, ¡Por favor, no te petrifiques en hablar siempre de lo que te pasa, la vida y lo que sucede en ella, creo que interesa más a los amables lectores. Seguiré con gusto leyendo lo que publiques. Gracias por contestar a mi comentario. Reitero mi afectuoso saludo.
Responder
June 27, 2020

kalutavon

Las ausencias duelen Federico, cuando son definitivas mucho más. Leo tu texto y encuentro que tienes facilidad de redacción, tino en el desarrollo del tema; título-desarrollo-final. Lo que hace fácil y grata la lectura. Afectuoso saludo.
Responder
June 25, 2020
 

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy