Verdades y mentiras.
Publicado en May 07, 2020
Prev
Next
Image
                                                         Verdades y mentiras.
                                          “Solo sé que no sé nada…” (Sócrates)
  Ha sido mi alma un libro abierto, escrito intensamente y para ser leído con deleite; pleno con luces radiantes, con escenas emocionantes, con placeres y cariños exuberantes y, además, con tantas maravillosas personas presentes…
Ello, por una parte, pues por otra, hubo lánguidos e inciertos matices originados por sombras oscuras que, penosamente, se arrastraron entre sus morigeradas páginas.  
También hubo veces de largo y soso ocio que ni siquiera se anotaron en alguna parte, porque transcurrieron sin ninguna pena y sin ninguna gloria, malgastadas aburridamente.
Es así la vida, un correr azaroso que en el camino de los sueños pretende encaramarse en los generosos destellos que se exhiben gratuitamente en el horizonte… Algunos, al albur, se consiguen; otros, inevitablemente, se destrozan contra el muro de la contingencia.
La fortuna no está destinada para todos, es sencillamente una lotería y aquello de ser nosotros mismos los dueños y conductores del porvenir, es la mayor de las mentiras, porque repentinamente en la ruta se te cruza el pelmazo que jamás, siquiera, conociste, que venía ebrio de una fiesta y no fue capaz de advertir la luz roja que tenía enfrente… ¡Plaf..! Sin merecerlo se te troncha la vida.   
Se puede seguir y continuar sumando, porque lo inesperado de un accidente puede no ser la única causa, también se deben agregar nuestros propios errores, las sobrestimaciones de nuestro intelecto, las malas intenciones del resto de la gente, la tormenta que se avecina en lontananza… y hasta el adoquín que permaneció tanto tiempo suelto en la calzada.   
No obstante, juro que no me estoy quejando, porque, como comencé diciendo, en mi templado libro están escritos todos los dulces verbos y poemas que reflejan mis pletóricos sentimientos,  los que han dejado nítidas imágenes en mis recuerdos… Como así, por ejemplo, también en la huella recorrida, dejé sembrada la semilla de un durazno que hoy día se luce orgullosamente en mi patio  trasero convertida en majestuoso árbol frutal, con sus ramas frondosas y sus millares  de  florecillas color rosa, profundamente perfumadas… Ahora le gozo…
Entre planos, luces y sombras, como todos, he construido mi insignificante tránsito por la vida sin parar de sembrar y cosechar incesantemente con una infaltable sonrisa por delante.
No obstante, entre todos los esfuerzos, he de reconocer que una de las sombras ha sacado de la ruta a mi velero y lo ha arrastrado a la deriva, hacia el vasto océano de las indecisiones, donde se confunden torpemente las nostalgias, las aventuras, los sueños, las equivocaciones… (Aguas revueltas que no me producen confianza).
Y, para colocar la fresa sobre la crema del pastel, ha llegado cocoroca* a joder la pandemia y me ha sumido en cuarentena, me ha envuelto con cintas grises de soledad y ha hecho que me apoye con morriña en el vano de la ventana a esperar, igual que una adolescente, el amanecer que sustente  mis esperanzas.
Supongo que ahora tengo tiempo sobrante para escuchar en silencio los latidos de mi corazón y oír cómo  claramente el ritmo de su pálpito declama una oración diciendo:  
“De todos mis matices, escoge uno solo, penétralo con devoción y quédate en su centro, para que enciendas dentro mío una clara hoguera que alumbre un perfecto camino hacia un bello  mañana”.
 
(*) Chile –Desfachatada-descarada-altanera.
  
 
Página 1 / 1
Foto del autor Maria Jose L de Guevara
Textos Publicados: 43
Miembro desde: Oct 12, 2019
6 Comentarios 61 Lecturas Favorito 0 veces
Descripción

Este escrito deb haberlo publicado antes que "Rosas rojas para una mujer abandonada"

Palabras Clave: .

Categoría: Ensayos

Subcategoría: Anlisis



Comentarios (6)add comment
menos espacio | mas espacio

Mara Vallejo D.-

Tu escrito mi estimada María Jo, elaborado desde la razón, me ha parecido de gran valía, abriste tu libro . . .
Puedo decir que escribes bien, que me ha encantao.
Un abrazo y, a cuidarse!!
María
Responder
May 11, 2020
 

Maria Jose L de Guevara

Todo cuanto escribo para aquí publicar, sean mis textos, opiniones y mensajes, emergen directamente desde mi corazón, querida amiga; sin embargo, éste en especial, tuvo un anhelo mucho más profundo que una franca inspiración, porque no solo tenía la intención de transmitir a ustedes la intención que me impulsaba, sino me lo estaba declarando a mí misma en uno de los momentos de más profunda introspección de mi vida, escueto análisis de mi camino que me ha hecho mucho bien.
Gracias por estar conmigo.
María José.
Responder
May 11, 2020

Raquel

Excelente relato en "Verdades y mentiras"..Un dama íntegra en los los momentos de tu vida..En el desengaño, en el dolor , en la alegría ..y sobre todo en esta cuarentena...¡Qué bello detalle el relato de tu frondoso árbol de durazno con su rosada y perfumada flor, del que a leguas se nota un total y contundente orgullo en lucirlo frondoso y majestuoso en tu patio trasero de tu casa...Esa inclaudicable sonrisa que te acompaña y te adorna tu foto, es la estampilla que te acentúa la nacionalidad de una bella y valiente dama que , a pesar de adversidades y tormentas , siempre vas hacia adelante porqué allí ves en grande a la esperanza...Mi querida y "Desfachatada-descarada-altanera" amiga ..El valor, la entereza y gran amor a la vida te identifica con altruismo y sincera alegría..Besos Raquel
Responder
May 11, 2020
 

Maria Jose L de Guevara

Tu, siempre, involucrada en los detalles de lo que una expresa, virtud que se asemeja a la del artesano que viaja con el alma más allá de lo que sus manos palpan.
Muchos entienden y valoran lo que una dice, pero tú no te conformas con solo eso, sino, haces notar los puntos que podrían ser solo cosméticos y ue no lo son. Gracias por ello.
Cariños, Raquel. Cuídate.
María José.
Responder
May 11, 2020

Raquel

¿Porqué no Marijó..? Me refiero en tu saludo de despedida...Doctora María JOsé..Besos RQ
Responder
May 14, 2020

Lucy Reyes

Leer tu libro abierto es admirar un sentimiento enrollado en magnífica expresión literaria plena de sensibilidad y sinceridad.
Muy grato leer y releer tus magníficos textos.
Un abrazo de felicitación querida María José.
Lucy
Responder
May 08, 2020
 

Maria Jose L de Guevara

Creo que podría repetir los términos que usé para responder a María Vallejo, respecto del trasfondo de las intenciones que tuve para escribir este texto, el cual, más que anhelar dejar algo mio en ustedes, me lo estaba diciendo a mi misma... una verdadera catarsis.
Gracias por tus palabras.
Un beso.
María José.
Responder
May 11, 2020

Enrique Gonzlez Matas

Enhorabuena por tu escrito, María José, porque tu libro abierto muestra saber y buena literatura. De todos modos, como eres joven, aún te quedan innumerables experiencias que vivir.
Cuídate y ánimo para estas situación especial.
Un fuerte abrazo.
Responder
May 08, 2020
 

Maria Jose L de Guevara

No sé si a lo mio será justo llamar juventud, o precisamente ganas de continuar por la senda de la plenitud.
Gracias, querido Enrique, por estar siempre presente.
Un gran cariño.
Maria José.
Responder
May 11, 2020

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy