Los momentos de la vida.
Publicado en Feb 24, 2020
Prev
Next
                                                   Febrero 24 de 2020
 
  Se pasaba ella por las mañanas observando a quienes iban y venían  a través de las gruesas rejas de la puerta con vista a la calle..¡Solo miraba!!.Conducía sus ojitos de color de cielo de izquierda a derecha y de derecha a izquierda sin dibujar ningún tipo de gesto visible en su rostro marcado ya por las huellas del tiempo.
  Indiferente, la gente pasaba con su cotidiana historia de cada día: mirada vacía hacia algún pundo sin prestar atención, escuchando música, paseando a su mascota, conversando unos con otros de política, de economía, ajenos  sin percatar esa mirada que sí los observaba a cada uno y en cada mañana desde esa puerta la que parecía ser muy importante .
 En fin..! En todos y en cada uno de los casos solo existía el mundo que ellos tenía muy adentro de sí mismo..Alrededor, ¡nada importaba!. El día se perfilaba muy húmedo , ya se había instalado el calor desde la madrugada,¡tremendo amanecer pero había que salir o salir !.
 
 Pasado el mediodía , de regreso a casa, yo había decidido cambiar de vereda por la sombra que daban los árboles a lo largo de unos quinientos metros y pasando por el frente de esa puerta de rejas negras, escuché casi muy despacio y de una calmada voz que decía:
__" Hola, ¿vas a venir a la fiesta de mi casamiento ?, a vos también te invito__"
 Con esa voz en mis oídos y una duda porque yo ya había pasado un poco más de ese portón retrocedí sobre mis pasos y muy confundida pregunté:
 __"Disculpe, ¿me hablaba a mí?__"
 El brillo de esos ojos , cual niña que invita a sus amiguitas a su fiesta de cumpleaños, jamás los habré de olvidar.
--"¿Vas a venir a mi casamiento'?.Yo tengo un lindo vestido blanco de novia, ¿quieres que te lo muestre?__"
Mientras ella me preguntaba y yo no sabía que responder, alguien que se encontraba en ese lugar casi detrás de ella cosiendo algo entre sus manos, respondió al instante:
__"Sí Águeda...Ella también va a venir a la fiesta de tu casamiento. Quedate tranquila corazón, van a venir todos los invitados ,¿verdad que vas a venir también?__" 
Y mientras me guiñaba un ojo, yo le respondía :
__"Ah sí, claro que sí!. Seré la primera y con regalo y todo ___"
 Mientras  Águeda se complacía al saberlo y sonreía, su hermana me comentaba:
-Que Águeda se había enamorado de Arturo cuando tenía dieciocho  años y él  veinticuatro.
-Que ella era muy bonita y en diversas oportunidades salió reina del carnaval, del estudiante, de los festivales...
-Que él rendía ya su última materia (y prácticas) para recibirse de médico y que tenía muy buen promedio.
-Que había manifestado su deseo de casarse con Águeda reiteradamente.
-Que los padres y hermanos de ella apoyaban ese noviazgo y con mayor razón el casamiento por que era un joven de buena familia, de excelente principios, de corazón humilde y de sincero amor hacia Águeda.
Cada vez que Arturo le pedía casamiento apoyado también por sus padres , ella le respondía que no, que todavía era joven; que si se casaba ya no la postularían para candidata a reina, que sus amigas se retirarían; que lo amaba pero todavía no quería casarse.
Arturo se había recibido de médico y regresó a Santa Fe, su ciudad natal . Pero, había vuelto tantas veces necesarias a pedirle a Águeda que se casara con él..Y siempre se encontraba con la misma negativa.
Las cartas para ella llegaban todos los meses..Sus respuestas eran las mismas: " que estaba enamorada de él pero casarse todavía no , que si él la amaba, debía esperar. que esto, que lo otro...
El tiempo había pasado ..Los años también. ¡Pero no para las amigas de Águeda porque una a una se iban casando y ella se iba quedando sola!
Las cartas dejaron de llegar, pero Águeda había decidido confeccionarse su propio vestido de novia, porque junto a su madre  y sus dos hermanas aprendió el arte de corte y confección, como así también del bordado. ¡Y que lo hacía bastante bien!!
¡Nunca más se supo de Arturo, solo lo que había escuchado alguna vez de una visita en su casa  : que Arturo se desmpeñaba como médico, que era excelente profesional y que había formado un hogar..
Águeda había escuchado todo esto en silencio.¡NO lloró! .¡No comentó nada! pero lo esperaba todos los días de todos los años  encerrada en una profunda tristeza de la cual no se pudo recuperar.
Un despertar de hace tres años atrás ,encontró a Águeda transitando los caminos del pasado desde donde ella expresa con natural convicción invitando a su casamiento a todos los que se acercan:
"_Ya viene Arturo y nos vamos a casar..¿vas a venir a mi casamiento--"
Lleno de brillo sus ojos color de cielo en sus setenta años , porque ella se encuentra  en ese pasado  cuando ser feliz estaba al alcance de sus manos , pero ella dejó pasar LOS MOMENTOS DE LA VIDA , los que nunca más volvieron  a buscarla...
                                                 Raquel C.Zurita
REFLEXIÓN:
Disfruta cada momento de tu vida porque el tiempo ya no vuelve ..Lo que vuelve es el arrepentimiento de haberlo perdido al tiempo.
En LOS MOMENTOS DE LA VIDA, muchas veces hay bellas oportunidades a las que NO podemos NI debemos ignorar... 
 
 
 
 
 
Página 1 / 1
Foto del autor Raquel
Textos Publicados: 328
Miembro desde: Jul 22, 2018
8 Comentarios 75 Lecturas Favorito 0 veces
Descripción

Una reflexin sobre no dejar pasar las buenas oportunidades que la vida nos ofrece, y que muchas veces las dejamos pasar.

Palabras Clave: Momentos; vida; puerta; rejas; calle; gente; ojos; casamiento...

Categoría: Ensayos

Subcategoría: Anlisis



Comentarios (8)add comment
menos espacio | mas espacio

Daniel Florentino Lpez

Excelente relato en el que se logra
llegar a la psiquis del personaje
al que sin duda hay que entenderlo y no juzgarlo.
Por los comentarios, el texto ha logrado el objetivo primario de cualquier relato
que la gente lo lea y que despierte emociones.
Felicitaciones!
Saludos, amiga
Responder
March 02, 2020
 

Raquel

Gracias mil amigo ..Ella siempre está allí, en ese portón de rejas y tiene sus ojos siempre atentos a quienes van y quienes vienen..Es como una niña indefensa...Soñadora.. que descanses ..Rq
Responder
March 09, 2020

Maria Jose L de Guevara

No estoy muy convencida de la razón que llevó a Águeda a perder la cordura haya sido el cambio de rumbo que terminó haciendo su potencial novio, porque dentro de la mente de ella siempre estuvo claramente definido que quién no quería aun ese matrimonio era, precisamente, ella. Esto, dicho en términos de lógica; sin embargo, debo rendirme ante el hecho que éste es un cuento y su propósito es plantear una reflexión, finalidad que te das el espacio de incluir al final del texto.
Pero en referencia a esa reflexión, tú indicas que no debemos menospreciar las buenas oprtunidades que la vida nos ofrece. Te pregunto ¿De las "buenas" oportunidades que existen en la vida, acaso, casarse es la más importante? En tu historia, Águeda le dá a su pretendiente motivos que para ella están más arriba en importancia.
Mi querida amiga: esta objeción no significa que esté yo desvirtuando tus intentos y el mérito de tu ensayo, solo emito una opinión que se instala en una arista diferente.
Recibe mi cariño y no te pierdas como lo estás haciendo.
María José.
Responder
March 01, 2020
 

Raquel

Perfecto comentario amiga...Es que Águeda tuvo problemas de salud (y los tiene), pero siempre recordó entre los suyos ese novio, al que enseñaba a sus sobrinos que era el futuro tío..No quise hablar de detalles médicos porque no manejo esos términos con conocimientos..Está perfectísimo tu comentario, ¡gracias!. Águeda (nombre prestado) aun continúa en la puerta de rejas y todos los días pasaba por allí yo..Sucede que una compañera me acercaba en su auto y me dejaba a cinco cuadras de casa a pedido mío para que ella no se desvíe del camino, ya que vive en Yerba Buena (zona al Oeste)...Ya volveré a pasar por allí porque comenzarían las clases..En mensaje tienes uno..Besos.
P/D: Sí, me estoy perdiendo un poco, es verdad...!!..Tuve algunos contratiempos...Te quiero...Raquel
Responder
March 02, 2020

Enrique Gonzlez Matas

Las ocasiones perdidas y no recuperables, así ocurre muchas veces.
Te felicito, Raquel, por tu estupendo relato.
Un abrazo mediterráneo.
Responder
February 25, 2020
 

Raquel

Gracias amigo..Mis colegas imprimieron tus poemas....!!!!.Ya te harán sus devoluciones...Besos RQ
Responder
March 02, 2020

Lucy Reyes

Eso le pasó a ella por desperdiciar el tiempo creyendo que siempre continuaría la paciencia de Arturo.
Te felicito, buena tu reflexión.
--------Abrazo querida Raquel
Lucy
Responder
February 24, 2020
 

Raquel

¿Sabes amiga querida..?..Muchas veces quise pensar que yo había perdido oportunidades en esos "Momentos de la vida", de mí vida..Pero luego me doy cuenta y me digo::¡Pero si no se enamoraron de mí.!!!! O sea, que no tuve oportunidades...Gracias querida amiga por tu comentario..Águeda continúa muy pintado sus labios y sus uñas aferradas a esa puerta mirando a la calle.
Paso por allí, y ahora como antes..Besos..Rq
Responder
March 02, 2020

Mara Vallejo D.-

Hola mi querida Raque.
Es mucha verdad lo que dicen vuestras letras . . .
Buen relato, porta además, muchas imágenes !!
Me ha encantao.
Abrazos
María
Responder
February 24, 2020
 

Raquel

Amiga querida..¡Qué gusto me da!..Ägueda es como una niñita y paso por allí sobretodo en tiempos de clase..Continua bien arregladita aferrada a su rejas mirando y mirando hacia la calle...¿Cómo estás querida amiga?..Te quiero...besos..Rq
Responder
March 02, 2020

Magnolia Stella Correa Martinez

Buen relato mi querida Raquel. Saludos desde mi bella Colombia, amiga.
Responder
February 24, 2020
 

Raquel

Saludos mi bella amiga que está en esa bella Colombia...Cuando vengas por Argentina házmelo saber, aquí , en una pequeña provincia del Norte de mi patria hay una amiga que te recibirá con los brazos abiertos...Gracias por tus palabras a "Los momentos de la vida" , es real esa historia..Besos..Que Dios te bendiga..Raquel
Responder
March 02, 2020

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy