Siesta
Publicado en Jan 06, 2020
Prev
Next
Image


     El escritor Joaquín Casares se había mudado a un nuevo barrio del conurbano bonaerense, con la esperanza de encontrar un lugar tranquilo donde inspirarse. El transcurrir de los días le demostró rápidamente su equivocación. 
    La deseada serenidad del barrio era transgredida por tres vecinos. Un joven baterista, a quien le gustaba practicar por las tardes; un señor que escuchaba música tropical en horarios inesperados y un motociclista que hacía rugir el motor de su vehículo en todo momento.   
    A pesar de ello, el frustrado escritor intentó continuar con alguna de sus rutinas preferidas: una siesta entre las dos y las cuatro de la tarde. Tal vez por los molestos ruidos, esos descansos eran acompañados de pesadillas, en las que siempre terminaba matando a sus sonoros vecinos. Luego de cierto tiempo cesaron los ruidos y también las pesadillas.      
   Una mañana, leyendo el diario, se enteró de que habían ocurrido tres misteriosos asesinatos en su barrio. El asesino no dejó rastros. La única pista relevante de la policía era que los tres crímenes se cometieron entre las dos y las cuatro de la tarde. 
 
 
 
 
Del libro Alguien golpea a la puerta 
Página 1 / 1
Foto del autor Daniel Florentino Lpez
Textos Publicados: 338
Miembro desde: Dec 17, 2009
9 Comentarios 228 Lecturas Favorito 2 veces
Descripción

Cuento

Palabras Clave: Siesta

Categoría: Cuentos & Historias

Subcategoría: Ficcin



Comentarios (9)add comment
menos espacio | mas espacio

Elvia Gonzalez

por eso me aparto de vecinos callados. jjjaa muy bueno, felicitaciones. grato leerte siempre.
Responder
January 12, 2020
 

Daniel Florentino Lpez

¡Gracias Elvia!
Buena precaución jajaj
Un placer leer tus comentarios
Un abrazo
Responder
January 13, 2020

kalutavon

Interesante relato Daniel. Entre líneas se explica por si solo. Grato leerlo.
Responder
January 12, 2020
 

Daniel Florentino Lpez

¡Gracias Kalutavon!
Eres muy amable
Un gusto verte nuevamente en Textale
Un abrazo
Responder
January 13, 2020

Raquel

"Siesta"..Querido amigo Daniel..Realmente los ruidos en una merecido descanso a la siesta ,en muchas personas son un verdadero martirio..Los descansos son para relajarse y luego retomar con fuerzas las actividades venideras..Yo nunca duermo siesta, pero sé lo que significan los ruidos molestos..El escritor debió haberse cansado de esos ruidos molestos:moto, música ,batería pudieron haberlo sacado de quicio y se contuvo..¡pero en sueños seguro los estranguló..!...¡Y bueno..! Tendrá defensa propia...Besos..Hermoso relato de tu micro...Besos..Rq
Responder
January 07, 2020
 

Daniel Florentino Lpez

¡Gracias Raquel!
¿Quién no ha tenido que lidiar alguna vez con estos vecinos ruidosos?
Por lo general ponen a prueba la paciencia, pero a veces son objeto de las crónicas policiales.
Saludos, amiga
Responder
January 08, 2020

Raquel

Gracias querido amigo Daniel...Rq
Responder
January 08, 2020

Enrique Gonzlez Matas

Inquietante microrrelato, amigo Daniel, menos mal que vivo muy lejos del barrio del asesino.
Muy bien llevado en su precisa exposición
Enhorabuena con mi abrazo.
Responder
January 07, 2020
 

Daniel Florentino Lpez

¡Gracias Enrique!
jaja afortunadamente estás a miles de kilómetros. Aunque no te imagino como un vecino ruidoso.
Un gran abrazo
Responder
January 08, 2020

Maria Jose L de Guevara

Obró la fantasía, la magia y el destino... Cómo quisiéramos todos que algunas veces aquellos factores de ilusión nos favorecieran como lo hicieron con el escritor Joaquín Casares para que pudiera gozar merecidamente de su siesta.
Buena ficción que nos obsequia una honesta reflexión.
Un abrazo, Daniel.
María José.
Responder
January 06, 2020
 

Daniel Florentino Lpez

¡Gracias María José!
Hay un hilo muy fino que separa a la fantasía de la realidad.
Un placer leer tu bello comentario.
Un abrazo
Responder
January 06, 2020

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy