Olvdate de m..!
Publicado en Nov 17, 2019
Prev
Next
                                                                            Noviembre 18 de 2019   
 
 Desde muy temprano en esa mañana última de  septiembre, ya se comenzaba a vivir los síntomas del agobiante calor, lo que daba la certeza que el resto de la jornada sería igual o con temperatura más alta.
Los comentarios generalizados eran de variado tenor:
 "__Dios mío,¡salir en este día es terrorífico..Vamos a arder hoy___"  o también:
 "___Si ahora es así , ¡lo que nos espera para el verano! ___".
En las paradas de los transportes públicos, ya las quejas comenzaban a tener más fuerza por la espera que debían hacer. Algunas unidades no tenían aire acondicionado pero otras sí.Lo malo era que se debía salir o salir a la calle: por trabajo, por estudio, por diligencias particulares...Por esto o por lo otro.
Al ascender a los ómnibus, claro que se llenaban las unidades y allí eran las quejas: 
"___¡Prenda el aire chofer por favor! __" 
 "___¡No chofer..A mi esposa le hace mal el aire acondicionado!. Abriré la ventanilla___"
Eran así los dicho o entre dichos con los pasajeros entre sí y los pasajeros con el chofer, aunque en este último caso el chofer solo se comportaba como un receptor pasivo, otros momentos como un emisor decidido. Pero de vez en cuando lo único que expresaba como un versito aprendido de memoria era: 
 "____Por favor cierren las ventanillas...¡Cierren las ventanillas ! __"
¡En fín!, así se llegaba a destino quejándonos ,¡pero con terrible calor!.
 Los negocios ya se preparaban para atender al público. Faltaban dos o tres días para celebrar el "Día de la madre", entonces la gente se desesperaba por comprar regalos para las madres, para las señoras abuelas, para las señoras suegras o cuñadas madres..¡De todo un poco para quedar bien!.
 Lucía tenía una tienda muy nutrida de fina ropa para dama en el centro de la ciudad. Todos los días se caracterizaba por la cantidad de clientes que ingresaban y hacían sus compras allí,pero, en esta oportunidad era mucho mayor la cantidad de clientas que habían visitado el negocio atendido por su propia dueña y una corte de empleadas con excelente predisposición: amables, atentas, asesoras cabales, tiernas, amigables, pacientes... ¡Ah!, esto sí hay que destacar ¡pacientes!!, porque las clientas se medían prendas por doquier y tal vez compraban solo una-
 La mañana, que por suerte fue muy frutífera en compras, se fue en medio de tremendo calor y como era horario comercial, las empleadas debían volver por la tarde y anunciaban lluvia para esas horas. Había mayor humedad y más  gente en todas las casas de comercios, en particular en la tienda de Lucía. Al igual que durante la mañana, la gente se agolpó en el salón.
El cielo se vistió de densas nubes negras ubicadas hacia el norte. Los comentarios se dejaban escuchar en la calle, en los ómnibus, en los vehículos particulares, en las escuelas...Etc .¡la lluvia llegaría con fuerza y yá!. 
Al pasar los momentos , se vivía  preocupación por el tiempo . Además faltaba casi una hora para que cerraran y se debía atender a toda la clientela. Pero segundos antes del cierre, había entrado una persona más con una bolsa y conversaba con el guardia diciéndoles que se le había mojado un poco de herramienta que traía para arreglar la moto. 
Mientras las empleadas atendían de la mejor manera posible para desocuparse cuanto antes, Lucía, la dueña, hacía el arqueo de las ventas del día porque ella debía ir temprano al día siguiente a depositar el dinero en el banco y había dado orden al guardia de seguridad que cerrara las puertas en los  minutos finales ;  que ya no dejara entrar a nadie porque atenderían a la gente que estaba en el interior del local solamente.
 Al cabo de unos instantes, mientras se observaba a través de las vidrieras cómo corría la gente buscando refugio por la lluvia, dentro del local se escuchó una voz muy potente y era la de ese "cliente " que había entrado mojado diciendo:
 "___¡Nadie se mueva!, esto es un asalto___"  
Mientras apuntaban con un arma en la cabeza del guardia y otro de los "supuestos clientes" , apuntaba a una de la empleadas  expresando con nervios y  desesperación: 
"___Es en serio, así que obedezcan caso contario habrán de lamentarse__" -
En esos instantes, seguramente por los gritos que se escuchaban, desde uno de los probadores salió una de las clientes que había entrado a probarse una prenda .Se dio con el suceso que había en el salón..Caminó ante la sorpresa de todos los allí presentes y exclamó:
___"No puede ser Dios mío ..¿Qué haces aquí'?-- ¿qué te pasa?--si eres mi hijo..¡NO puede ser Dios mío!, si me has dicho que trabajabas en un supermercado ,¡que hacés por Dios--! ¿A esto te dedicas!! ¡Contestame por favor te lo ruego!___" 
El joven delincuente quiso deshacerse del arma pero la sorpresa de encontrar a su madre allí lo había paralizado. La señora, tambaleando pero sin dejar que otras personas la ayudaran, volvió a enfrentar a su hijo diciéndole con voz quebrantada por el llanto y el dolor:
 "___¡Qué dolor Jesús..Qué dolor mi Dios..Reniego de vos como hijo..¡OLVÍDATE DE MÍ.! Olvida que fui tu madre!..No quiero saber más de vos..___" 
Y cayó desplomada en el piso sin enterarse que a su hijo lo habían esposado y así lo sacaron junto a sus cómplices, los que estaban adentro del local como los dos de afuera también. 
La ambulacia llegó pronto en medio de una torrencial lluvia.
La madre sin sentido..El hijo desconcertado  sin pronunciar palabras, ¡sin poderlo creer ! y hoy está solo entre rejas sin tener visita de ninguno de su famila.
Datos que se escuchaban en el negocio : la señora cumplía años ese día; el regalo era por ese día de parte de sus hijas/os -
Dos días despues tendría su regalo del "Día de la madre"-  ¡Y vaya que lo tuvo.! (pobre mamá)                             
                                                    Raquel Cristina Zurita                                                      
Página 1 / 1
Foto del autor Raquel
Textos Publicados: 274
Miembro desde: Jul 22, 2018
4 Comentarios 41 Lecturas Favorito 0 veces
Descripción

Relato de un asalto a mano armada en un local del centro de la ciudad, justo en instantes en que la madre del que asaltaba compraba en ese negocio

Palabras Clave: Lluvia ; transporte; maana; tarde; calor madre; hijo...

Categoría: Ensayos

Subcategoría: Sociedad



Comentarios (4)add comment
menos espacio | mas espacio

Enrique Gonzlez Matas

¡Qué tragedia!, Raquel, vas a matar a la madre del mal rato.
Con todo..., bien escrito.
Felicidades.
Responder
November 20, 2019
 

Raquel

Y sí..Es ahora tan real presenciar o enterarnos de esto que ocurre muy a menudo..A veces los padres o demás familiares no saben a donde están sus hijos, pero ellos siempre dicen que "no puede ser " nada de lo que ocurra porque ellos conocen mejor a sus hijos... Gracias por tu lectura Enrique,,(y no quiero que le pase nada a la señora) ..besos..Raquel
Responder
November 21, 2019

Magnolia Stella Correa Martinez

Uy... qué historia tan dura. Me dejó asombrada... Un abrazo mi querida, Raquel.
Responder
November 18, 2019
 

Raquel

Y pasa, querida amiga Magnolia...Hace meses , ya en el año pasado , un padre entregó a su hijo por que descubrió lo que hacía..¡Es una cruel realidad!, y creo que en varias partes de grandes ciudades también--Besos..Gracias..Raquel
Responder
November 21, 2019

Mara Vallejo D.-

Hola Raque.
La vida con sus ires y venires, desconciertan y llegan al alma tantas emociones encontradas, eventualidades . . . Esa es la vida-
Abrazos
María
Responder
November 18, 2019
 

Raquel

Así es amiga querida,,Hoy no nos sorprende nada...La familia puede tener gran cultura y criar a sus hijos debidamente , pero no falta el que sale de su carril y escucha "al otro" que ya tiene sus andadas en la calle..¡eso puede más que los consejos de los suyos..pareciera..Besos amiga..Que Dios te bendiga...Raquel
Responder
November 21, 2019

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy