Tres Bellas Qué Bellas Son. La Importancia de una Buena Puntuación.
Publicado en Nov 03, 2019
Prev
Next
Esta es una de las tantas rutinas que hace muchos años nos presentaba el famoso dúo cómico de Los Caporales, en la radio, cuando nos visitaban una vez al año y que la quiero compartir con ustedes.
Se trata de un hombre joven que visita diariamente a tres hermanas casamenteras, hijas de doña Encarnación, una matrona de 120 kilos, viuda y cuya única preocupación es casar bien a sus hijas, Soledad, Silvia e Isabel. Como pasan los meses y el muchacho no manifiesta preferencia por ninguna de ellas, se ponen de acuerdo y le conminan a decidirse.
.- Joven, dice doña Encarnación, ya es tiempo de que usted nos diga cuál de mis hijas será la elegida por su corazón; si usted no lo hace, entonces nos veremos obligadas, muy a pesar nuestro, a suspender sus visitas a nuestra casa.
El presionado doncel les responde que al día siguiente les traerá un escrito en el cual verán cuál es la elegida.
Al día siguiente, les entrega el escrito que decía:
“Tres bellas qué bellas son cual de las tres ha de ser la que ama mi corazón será Soledad no es Silvia tampoco Isabel que no es poca su beldad”.
Tal como se ve… sin signos de puntuación. Al leerlo le plantean que no está clara su preferencia por faltar la puntuación y él les dice que la puntuación es tarea de ellas. Cada una de las doncellas se retira a su dormitorio a meditar mientras él espera con la dueña de casa. Al poco rato ellas retornan y exponen su parecer:
Soledad presenta el siguiente escrito:
“Tres bellas, ¡Qué bellas son! ¿Cual de las tres ha de ser la que ama mi corazón? ¡Será Soledad! No es Silvia. Tampoco Isabel, que no es poca su beldad.”
.- Por lo tanto, dice, es a mí a quien quiere. 
.- ¡No!, dice Silvia, el escrito debe puntuarse así:
“Tres bellas, ¡Qué bellas son! ¿Cual de las tres ha de ser la que ama mi corazón? ¿Será Soledad? ¡No! ¡Es Silvia! Tampoco Isabel,  que no es poca su beldad”.
.- Es a mí a quien desposará, dice Silvia, a lo cual Isabel replica con su propia puntuación:
“Tres bellas, ¡Qué bellas son! ¿Cual de las tres ha de ser la que ama mi corazón? ¿Será Soledad? ¡No es!... ¿Silvia? ¡Tampoco!...  ¡Isabel!... que no es poca su beldad”.
Al ver las tres niñas que han sido víctimas de una burla, reclaman a su madre para que exija al solicitado galán una explicación.
Este les replica que la puntuación del escrito es como sigue:
“Tres bellas, ¡Qué bellas son! ¿Cual de las tres ha de ser la que ama mi corazón? ¿Será Soledad? No es. ¿Silvia? Tampoco.  ¿Isabel? ¿Qué? ¡No!... es poca su beldad.
¿Adivinan con quien tuvo que casarse el afortunado?... pues... con doña Encarnación.
 
Esto es para destacar lo importantes que son los liliputienses signos de puntuación.
Página 1 / 1
Foto del autor donbaldomero.
Textos Publicados: 62
Miembro desde: Apr 22, 2009
5 Comentarios 26 Lecturas Favorito 0 veces
Descripción

Una genial demostración de la importancia de una buena puntuación en la escritura.

Palabras Clave: Puntuación coma punto y coma escribir bien.

Categoría: Cuentos & Historias

Subcategoría: Humor



Comentarios (5)add comment
menos espacio | mas espacio

Magnolia Stella Correa Martinez

Excelente y útil tu relato. Me has reír y aprender. Un besote, donbaldomero.
Responder
November 05, 2019
 

donbaldomero.

Muchas gracias, querida Magnolia. Un solo aplauso basta para alegrarlo a uno por muchos días.
Un gran abrazo.
Responder
November 06, 2019

Maria Jose L de Guevara

Estimado donbaldomero: Muy de acuerdo con usted en que la puntuación es elemental en la precisa interpretación de un escrito.
No obstante, también lo es la transcripción correcta de cada palabra, porque si escribes "lilitupenses" y no "liliputienses", la calificación de la frase que remata tu acertada intervención, carece totalmente de consecuencia.
Un saludo afectuoso.
María José Ladrón de Guevara.
Responder
November 04, 2019
 

donbaldomero.

Querida María José, se me cae la cara de vergüenza porque yo me jacto de escribir bien y me equivoqué.
Corrijo de inmediato el escrito y te agradezco la rectificación.
Estoy pasando una vergüenza temporal, pero si no me hubieras corregido, la vergüenza habría sido de por vida.

Un abrazo.
Responder
November 04, 2019

Maria Jose L de Guevara

Mi bien estimado donbaldomero, quiero que esta crítica no sea una intención dañina; nada más ha sido un natural impulso corrector brotado desde ese orgullo como el que tú también tienes: Tener un buen conocimiento del lenguaje y su adecuada utilización.
Para consolar el sentimiento que te provoca tu error, déjame decir que algunas veces he escrito palabras con yerros ortográficos y Word me las ha subrayado escandalosamente con rojo.
Un abrazo para ti, también.
María José Ladrón de Guevara.
Responder
November 04, 2019

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy