El Poder Suave de México
Publicado en Oct 08, 2019
Prev
Next
Se dice que el poder es la capacidad de influir en el comportamiento de otros para lograr lo deseado. Siendo así, se considera como poder suave la capacidad de influir en las preferencias de otros. Actualmente, este concepto ha hecho volver a crear y entender las políticas exteriores de los Estados. Según Joseph Nye, el poder suave está compuesto por tres ejes; la legitimidad de las acciones de la política exterior de los Estados, los valores que defienden las instituciones y políticas internas de una nación y las manifestaciones propias de sus expresiones culturales (Villanueva, 2017). 

Como se menciona en la lectura, en los últimos años han habido sucesos como enfermedades, desastres naturales, posturas políticas y atentados terroristas que moldean el poder suave de las naciones. La finalidad del presente ensayo es analizar cómo México hace uso de este recurso tan fundamental para la creación de relaciones internacionales. 

Se debe de tomar en cuenta que México no tiene una aspiración expansionista, de predominio internacional, como se podrían catalogar Rusia, Estados Unidos o China, de esta forma resultaría en vano querer implementar la estrategia de poder suave que cuentan estos países. Por otra parte, México se ha posicionado como una nación pacífica, respeta el derecho internacional y la soberanía de naciones. También, la visión del país en cuestión de seguridad está relacionada con el Sistema de las Naciones Unidas, sin dejar atrás su activismo hacia temas relacionados con el desarrollo, ayuda a la intervención de conflictos y sobretodo, hace un gran uso de la diplomacia cultural para el entendimiento con otros Estados (Villanueva, 2017). 
Después de la caída del muro de Berlín, el pensamiento diplomático mexicano se dirigió hacia una visión liberal y dentro de un papel que el país se tendrá que posicionar en un mundo global e interconectado. Esta visión se consolida a través de los siguientes valores; libre comercio con países estratégicos, cooperación internacional y valores democráticos (Villanueva, 2017). 
La revista británica Monocle, presentó un ranking en el cual posicionó a los 30 países más influyentes en soft power. Este listado se mide a través de seis rubros; negocios e innovación, cultura, diplomacia, educación, gobierno, un factor subjetivo que considera la gastronomía, el liderazgo internacional, el prestigio de las marcas comerciales y deportes. En el año 2012, México logró aparecer en la lista como el país número 27, gracias a grandes exponentes culturales, misiones diplomáticas funcionales, gobierno reformista y una gran inversión extranjera (Chicoma & Dávila, 2013). 
Se cree que en el 2013, México jugó un gran papel en el poder blando. Fue en este año la gran inversión extranjera en el sector automotriz y se le otorgó el título de “El Tigre Azteca”. A pesar de que fue bueno su desempeño, se consideró que iba a ser aún mejor o más sobresaliente que el resto de los BRICS,  siendo México reconocido internacionalmente por sus playas, gastronomía y tradiciones; además de superar los índices de violencia por unos meses en el sexenio de Enrique Peña Nieto, debido a las propuestas de reforma, la detención de Elba Esther Gordillo y la creación del Pacto por México (Chicoma & Dávila, 2013). 
Del mismo modo, el país busca cumplir con objetivos que cubren temas como sociedad civil, derechos humanos, movilidad humana global, medio ambiente y crimen organizado. Además es un país comprometido con los Objetivos del Desarrollo Sostenible, que toca algunos de los temas ya mencionados, también esto es clave para la diplomacia multilateral (Villanueva, 2017). 
Sin duda alguna, el poder suave de los Estados Unidos Mexicanos debe partir de los valores contemporáneos y tradicionales. Siendo así, se podrían construir objetivos que beneficien principalmente a los intereses nacionales. Por ejemplo, establecer una relación estrecha y cordial con Estados Unidos, que juega un papel fundamental en la política y economía del país, pero evitando un intervencionismo unilateral. De esta forma, México contaría con algunas posturas independientes que brinden libertades diplomáticas en diversos temas, abriendo sus puertas a distintas áreas del mundo (Villanueva, 2017). 
Se debe fortalecer su compromiso con el multilateralismo, favorable a causas y valores universales, como estructura de la política exterior mexicana ya que el clave para el poder suave. En los Foros de las Naciones Unidas, nuestro país ha desempeñado un buen trabajo en temas de descolonización, preservación del medio ambiente, migración internacional, solidaridad con América Latina, entre otros. De la misma manera, las cuatro ocasiones que ha formado parte del Consejo de Seguridad generó resultados favorables. Esto debería tomarse en cuenta para construir un mejor modelo de país mediador, como lo ha hecho en especial con el Caribe y Centroamérica (Villanueva, 2017). 
La comunicación diplomática estratégica es un factor muy relevante en la actualidad que se podría considerar dentro del rubro del poder suave. Se tiene que considerar como cotidiano el uso de las redes sociales, plataformas de atención a los mexicanos en el exterior, creación de contenido para el resto del mundo como una actividad cotidiana (Villanueva, 2017). Como se mencionó al inicio del ensayo, las noticias como enfermedades, atentados terroristas, entre otros forman parte de las relaciones con el resto del mundo, es por eso que se debe demostrar la postura que tiene el país ante eso para así crear confiabilidad y atraer la atención de la opinión pública. 
Sin embargo, el punto que se podría considerar de mayor atracción hacia el poder suave mexicano es su cultura. La construcción cultural que llega hasta nuestros días en la forma de una identidad colectiva con un perfil nacional sobresaliente. La cultura tiene efectos simbólicos que atrapan y que además pueden ser aprovechados con contenidos únicos que favorecen el prestigio y la reputación internacional (Villanueva, 2017). La cultura mexicana es tan compleja que contamos con bastantes tradiciones representativas, por ejemplo, el mariachi, las piñatas, las pirámides, el día de los muertos, el tequila, hasta se podría indagar en la poesía, el cine, la literatura. 
La diplomacia cultural busca este intercambio en los diversos aspectos de la cultura entre naciones para fomentar el entendimiento mutuos. También, de debe entender que se puede considerar como la piedra angular de la diplomacia pública, ya que desempeña un papel muy importante en las relaciones internacionales actuales, caracterizada por los denominados choques culturales, y debería de construir una herramienta decisiva no sólo para transmitir la cultura y los valores nacionales, sino también para escuchar lo que las culturas del resto del mundo le están diciendo al país. 
En conclusión, es muy relevante que México defina con claridad que papel quiere jugar como nación hacia el resto del mundo siendo este complejo y competitivo. Primero debe atender la misión pacifista de su doctrina, que se basa en el diálogo, en el multilateralismo, la intensificación de cooperación internacional y un compromiso sólido con la Agenda 2030. Por otro lado, debe utilizar fundamentos de su atractivo económico para potencializar áreas de desarrollo comercial, emprendimiento y turismo, que toma en cuenta el desarrollo local. Por último, debe de utilizar estratégicamente su atractivo cultural como algo innovador, interconectando sus industrias culturales, haciendo de este su posicionamiento global (Villanueva, 2017). 
Referencias 
Chicoma, J. & Dávila A. (2013). Seduce y vencerás: El poder blando en México y en el mundo. En Medium. Recuperado de https://medium.com/@ethoslabmx/seduce-y-venceras-el-poder-blando-en-mexico-y-en-el-mundo-d4782ec22f37
Villanueva Rivas, C. (2017). Construyendo el poder suave de México. Recuperado de https://revistadigital.sre.gob.mx/images/stories/numeros/n111/pres111.pdf
Página 1 / 1
Foto del autor Melissa Guzmán Jaramillo
Textos Publicados: 1
Miembro desde: Aug 22, 2019
0 Comentarios 4 Lecturas Favorito 0 veces
Descripción

Este texto es sobre el poder suave de México según Nye. Lo que se esta haciendo y no se esta haciendo y cuál es su mayor fortaleza.

Palabras Clave: poder México cultura

Categoría: Artículos

Subcategoría: Política