HA CAMBIADO EL MUNDO
Publicado en Aug 26, 2019
Prev
Next
En la W Radio Colombia, probablemente el noticiero radial más escuchado en el país, llamaron a una oyente, de quien dijeron haber recibido un correo electrónico con el tema para esta entrevista, la cual, palabras más palabras menos, refiere la siguiente historia.
 
Durante la charla al aire, la mujer contó como cuando ella empezó a darse cuenta que algo le faltaba en la intimidad con su  marido, tuvo la honradez y la decencia de hablarlo con él.  Decía esta mujer que la reacción de su marido al saber por las que ella estaba pasando, fue de total comprensión y absoluta tolerancia, por lo cual se comprometió a colaborarle y  aceptar todo lo que ella concertara para satisfacerse, con el compromiso de que ella nunca lo fuera a abandonar.  Contaba la señora que así fue como ella se consiguió un novio (o se lo consiguió el marido, al fin ni supe cómo fue).  Esta mujer justifica la comprensión de su marido en el infinito y puro amor que él siente por ella…  al ser interrogada por una periodista: ¿usted por qué sabe que su marido la quiere?... sin pensarlo, la entrevistada contestó con inocente humildad: “porque me compra ropa… me lleva a lugares costosos… me dice cosas lindas…”; y usted también le permite a él tener una novia?  No, responden en tono contundente la cándida mujer; yo jamás se lo permitiría porque en mi caso es una necesidad física,  algo que a mí me falta y que él no me puede dar; a él no le sucede lo mismo.
Luego de tantas quimeras y entelequias habladas por esta mujer, faltaba escuchar las alucinaciones y delirios del noble y comprensivo esposo.  Cómo es que usted permite esta situación? pregunta una periodista: “porque yo no puedo soportar la idea de que ella me deje jamás.  Yo la llevo hasta el lugar de la cita con el novio y me siento en algún bar cercano a tomarme un trago mientras la espero”, responde el hombre.  Y mientras se toma el trago esperando a que su mujer salga de estar con otro, usted qué hace?. Pregunta la periodista: “No, yo todo el tiempo estoy al tanto de lo que está sucediendo con mi mujer…”  cómo?, usted está viendo la escena?  “Nooo, yo estoy en el bar y él todo el tiempo me está llamando para consultarme cosas sobre ella…”, contesta el esposo.  Cómo así?, usted está dirigiendo la acción?, pegunta un periodista: “ Más o menos, contesta el hombre, yo le voy diciendo a él lo que ella quiere, como lo quiere y así sucesivamente.  Siii, podría decirse que yo lo estoy orientando a él todo el tiempo, por medio del teléfono…”  y usted no desea tener una novia? Pregunta una periodista: “ Nooo, somos dos casos muy distintos, contesta el hombre rápidamente, en mi caso mi única necesidad es tenerla a ella completamente satisfecha para que jamás me abandone…  por lo demás lo tengo todo… y me hace muy feliz saber que ella ha conseguido una persona con las mismas características mías…” cuáles características? Pregunta un reportero:  “tierno, cariñoso, que la sepa tratar con la delicadeza que yo la trato; me siento pleno de saber que ella se ha conseguido una persona que me sabe escuchar y atiende a lo que yo le digo respecto a lo que ella desea…” contesta el abnegado esposo.
 
Entre más hablaba  cada uno de estos dos personajes, más estúpida se me hacía la desagradable charla, sin embargo me faltaba escuchar la edad de estos fatuos y presuntuosos actores, aunque casi daba por hecho que se trataba de gente muy joven, lo cual le daría algo de sentido a la referida fábula, aunque a mí se me hiciera muy raro todo este asunto…
Pues no amigxs lectorxs, se trataba de gente muy mayor; pregunta una periodista: qué edad tienen ustedes? La mujer responde: “mi esposo tiene 62, mi novio tiene 52 y yo tengo 57 años”.  Al final no supe si se trataba de promocionar un libro, el hecho es que ya para terminar la mujer se   defiende diciendo: “mientras otras tienen un moso a escondidas de su marido, yo tengo un amante con el consentimiento de mi esposo y esto me hace una mujer honorable y decente.”.  HA CAMBIADO EL MUNDO.
Página 1 / 1
Foto del autor Magnolia Stella Correa Martinez
Textos Publicados: 44
Miembro desde: Apr 04, 2011
0 Comentarios 70 Lecturas Favorito 0 veces
Descripción

Cada vez es más claro que el bien y el mal es una tentación del diablo en la cual todos caemos más tarde o más temprano, sin embargo, tenemos que entender que el mundo es lo que nos diga nuestra percepción individual.

Palabras Clave: Mujer hombre amante esposo bar periodistas teléfono orientación viejos jóvenes intimidad entrevista pregunta responde.

Categoría: Artículos

Subcategoría: Curiosidades



Comentarios (0)add comment
menos espacio | mas espacio

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy