LOS PRIMEROS VAPORES EN EL RÍO MADRE DE DIOS (PARTE II)
Publicado en Feb 11, 2019
Prev
Next
Image
La vasta superficie de montañas que atraviesa el Madre de Dios, comprende más de cien mil kilómetros cuadrados y es una nutrida red de cursos de agua, afluyen al río Madre de Dios por la derecha el Colorado, el Inambari, el Tambopata y el Heath, por la izquierda el Amigos, el Tacuatimanu o Piedras, el Manuripe y su quebrada Mavila, corren por la parte superior del Perú el Tahuamanu y su afluente el Yaverija, aparte de las vertientes del Chindles afluente del Purús y la de este gran tributario del Amazonas con el Santa Rosa todo entero, el Curumana y las vertientes del Yurua con el Huacapistea y el Breu y muchos más en el curso peruano de 498 millas sin excluir la quebrada Imaya con el Curinja afluente del Purús. 
 
La embarcación Inambari fue construida en los astilleros de Berthen Freres Sena París en el año 1906, desplazaba 15 toneladas, tenía 55 ½ pies de eslora, 12 de manga y 3 de puntal, su casco era de fierro, su motor de alta y baja presión movía dos grandes ruedas; la embarcación Carmen fue construida en Inglaterra en los astilleros Yarrow y Co. De Londres en 1906, su casco era de acero, tenía 60 pies de eslora, 9´3 de manga y 40 de puntal, desplazaba 40 toneladas, usaba dos hélices en túneles defendidos; la Tahuamanu de 26 m de eslora, 5 de manga y 1 de maximo calado, 10 millas de andar y helices protegidas, esta embarcacion se perdio con destino al río de su propio nombre que con el Buyuyunanu y el Manuripe forman el Orton que entra al Beni no lejos de Riveralta; el bote automóvil Margarita, construido en astilleros ingleses de Shipbuling. Co. Tenía cinco toneladas de registro, 12 metros de eslora, 2.50 de manga y 0.60 de puntal, su motor era a querosene y le daba una velocidad de ocho millas, el Martha era su gemelo; don Max Rodríguez llevo a este río la lancha shipiba que como ya dijimos cambio varias veces de nombre, era de construcción inglesa, tenía 45 pies de eslora, 14 de manga y 4 ½ de puntal, desplazaba 17 toneladas.
 
Don Carlos Scharff del Purús un empresario industrial, emulo de Fizcarrald López da al trafico todos los varaderos conocidos del Yavari, Yurua y Purús, además descubre un paso del río  de las Piedras o Tacuatimanu afluente de primera clase del Madre de Dios, la noche se cerró con gran presteza como ocurre siempre en la selva, las fosas nasales se cerraron ante los fuertes olores de la jungla, no se veía nada solo se presentía la vegetación densa en torno, las fuentes de estos ríos están íntimamente entrelazados, se espera encontrar un paso al alto Mishagua que es sin disputa el río  que mayores facilidades presta a la navegación, ya que la esperanza es para los peruanos lo mismo que el beso de la mujer amada, casi al momento empezó la lluvia con un prolongado retumbar de truenos sordos, como si en un saludo militar a los muertos se hubieran unido cien tambores; muchos años después fue encargado el señor Robledo de practicar una inspección en la zona de los varaderos y se trasladó del Cuzco a Iquitos, bajando el Urubamba en canoa desde Rosalina y emprende viaje de radiación del Ucayali al alto Manu por el Istmo de Fizcarrald, para volver por una senda al alto Mishagua, durante esos viajes estudio la topografía de la región.
 
Cuando Fizcarrald López y otros emprendedores caucheros llegaron al Madre de Dios buscando gomales y en su marcha tenaz y arrolladora, rasgaron la cortina que cubría esa parte de la selva y que daba a la región apariencia de impenetrable, ganaban para la patria un gran sector de tierra y riquezas, la tradición refiere que en un rancho se libró entre Fizcarrald y el acaudalado Boliviano Suarez, una acalorada discusión en que se jugaban enormes intereses y la misma nacionalidad, Suarez le ofrecía a Fizcarrald cincuenta mil libras esterlinas por su negocio del Manu al Mishagua, Fizcarrald se negó rotundamente, a sus amigos les comento si hago este negocio antes de un año flameara la bandera Boliviana y eso no lo puedo permitir, ya era conocido el viaje de la lancha Boliviana Esperanza que en setiembre de 1898 alcanzo la boca de la quebrada Sahuinto en el Manu, esta nave era de rueda a popa, muy ancha y de fondo chato y cala tres pies con veinte toneladas; luego el ferrocarril de Mollendo apenas llegaba a Santa y la Inca Mining.Co principiaba la explotación del mineral de Santo Domingo , abriendo el camino que unía esa instalación con la estación de Tirapata; el ingeniero J.M. Torres Balcázar distribuye los kilómetros que recorre en nuestro territorio este río

De las Vertientes a la confluencia con el Manu    120 km.
De la confluencia al Clatjali                                      80 km.
Del Clatjali a la quebrada del Amigo                          59 km.
De la quebrada del Amigo al Inambari                        38 km.
Del Inambari a la quebrada de las Piedras                    75 km.
De la quebrada de las Piedras al Tambopata               16 km.
Del Tambopata al Heath                                                 32 km.

Vastas porciones del río Madre de Dios sigue hoy casi exactamente igual que hace cuatrocientos años, al sur con una extensión de 274,690 hectáreas se encuentra la reserva nacional de Tambopata, en este bello refugio verde se encuentran pantanos, aguajales, pacales y bosques ribereños; el barco de vapor dibujo en las aguas amazónicas un óleo inmortal, es en este río que ha corrido pacíficos largos trechos, este torrente que en sus aguas ve ahora grandes piedras como centinelas pretendiendo cerrarle el paso, mas allá una quebrada al entregarle sus aguas al cauce parece como si quisiera cambiarle el curso, pero el río impávido sigue fluyendo y pasa a la quebrada, llega hasta las piedras y lucha con ellas luego separa su caudal en lanzas o brazos penetrantes que las envuelven, golpea la pétrea margen izquierda que quiso detenerlo, encrespa su superficie con el esfuerzo, acelera el paso, ruge sordo y bronco, al vencer junta nuevamente sus aguas abrazando sus cansados brazos vencedores.
 
Yo te saludo viejo barco de vapor testigo y lección practica de cosas importantes para el hombre, dicen mucho de la fuerza y la eficacia que da la unión de las cosas aun las más elementales
 
 
Página 1 / 1
Foto del autor MANUEL JESUS LOPEZ GRANADOS
Textos Publicados: 485
Miembro desde: Apr 15, 2009
0 Comentarios 82 Lecturas Favorito 0 veces
Descripción

la noche se cerró con gran presteza como ocurre siempre en la selva, las fosas nasales se cerraron ante los fuertes olores de la jungla, no se veía nada solo se presentía la vegetación densa en torno, las fuentes de estos ríos están íntimamente entrelazados, se espera encontrar un paso al alto Mishagua que es sin disputa el río que mayores facilidades presta a la navegación, ya que la esperanza es para los peruanos lo mismo que el beso de la mujer amada, casi al momento empezó la lluvia con un prolongado retumbar de truenos sordos, como si en un saludo militar a los muertos se hubieran unido cien tambores;

Palabras Clave: MADRE DE DIOS NAVEGACIÓN VAPOR JUNGLA FACILIDADES FIZCARRALD LOPEZ TAMBORES

Categoría: Cuentos & Historias

Subcategoría: Relatos



Comentarios (0)add comment
menos espacio | mas espacio

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy