Un soplido amargo.
Publicado en Feb 11, 2019
Prev
Next
Image
.                                                    Un soplido amargo.
 Intempestivamente sopló con fuerzas el frío viento por encima del seco follaje de los árboles  irrumpiendo con su murmurante ruido en el suave silencio del quieto y triste atardecer del Junio aquel.
Desde mis manos  anonadadas escaparon las frágiles hojas blancas de la carta que me hicieras llegar después de presenciar tu inesperada partida.
Hundido con un peso exagerado quedé postrado en el envejecido banco de la plaza, mirando con ausencia cómo los manuscritos correteaban junto a las hojas de los árboles por todo lo largo de la senda gravillada, llevándose los argumentales verbos allí grabados y que me habían rasgado el alma,  dejando solo jirones de melancolía.
Crucé la pierna por encima de la otra rodilla y con el codo puesto en el respaldo del banco, apoyé la mejilla sobre mi puño, solté un resignado suspiro y vi sin ninguna esperanza cómo  las páginas se perdían en la penumbra del parque.
JCRC.
Página 1 / 1
Foto del autor juan carlos reyes cruz
Textos Publicados: 100
Miembro desde: Aug 15, 2017
8 Comentarios 77 Lecturas Favorito 2 veces
Descripción

.

Palabras Clave: .

Categoría: Poesa

Subcategoría: Romntica



Comentarios (8)add comment
menos espacio | mas espacio

Elvia Gonzalez

Muy bien descrito ese momento triste, asociado con el viento, que si lo analizas estuvo mejor asi, si no leerás una y otra vez ese escrito, y en cada lectura se vuelve a desgarrar el alma. un suspiro consolador para el corazón, bien logrado el objetivo, felicitaciones. grato leerte siempre.
Responder
February 11, 2019
 

juan carlos reyes cruz

Gracias, mi querida Elvia. Justamente fue la idea, soltar el testimonio del dolor para dejar que por sí se desangre.
Es para mí el placer de contarte siempre en mis letras.
Cariños,
JCRC.
Responder
February 11, 2019

Lucy Reyes

“No quedó más que un resignado suspiro” al sentir el ruido y la fuerza del inesperado viento, que rodeaba el follaje seco de los árboles, sin poder detener desde las manos aquella carta, que, el viento elevó, sin rumbo a destino alguno, quedó la triste ausencia de un amor perdido, disperso, igual que las blancas hojas que se alejaban sin compasión, dejó un corazón herido, sin esperanzas.
Felicitaciones JC. Brillan tus poesías.
Cordial saludo.
Responder
February 11, 2019
 

juan carlos reyes cruz

Más que poesías, mi querida Lucy, son desgarros de lo profundo de mi alma que está en constante anhelo de trasmitir ideas. Lo hermoso de ello es obtener la satisfacción de vuestras lecturas, justamente de aquellos en los que pienso cuando escribo, los de siempre.
Abrazos, cariños y besos.
JCRC.
Responder
February 11, 2019

Enrique Gonzlez Matas

Página nostálgica, expresada con espíritu romántico, sobre todo, por ese dejar las cuartillas al viento.
Buen escrito.
Te felicito con mi abrazo.
Responder
February 11, 2019
 

juan carlos reyes cruz

Gracias, Enrique, incondicional amigo que sin dudas sabe de fraternidad.
Saludos,
JCRC.
Responder
February 11, 2019

Raquel

TAL VEZ HAYA SIDO MEJOR QUE ESAS PÁGINAS HUBIEREN VOLADO CON EL VIENTO...EN TUS MANOS YA NO TENÍAS LAS EVIDENCIAS DE AQUELLAS LETRAS, QUE SERÍAN TUS MELANCOLÍAS ...PERO EN TU CORAZÓN QUEDARÍA POR SIEMPRE EL RECUERDO DE MUCHAS COSAS ,QUE QUEDARON ENTRE LAS LETRAS DE ESA CARTA QUE EN TUS MANOS QUEDABA LUEGO DE PRESENCIAR SU INESPERADA PARTIDA...ME ENCANTÓ TANTAS HERMOSAS EXPRESIONES EXPRESIONES ...
TIEMPO DESPUÉS DE HABER APOYADO TU CODO EN EL RESPALDO DEL BANCO MIENTRAS OBSERVABAS LAS PÁGINAS CONFUNDIRSE ENTRE LAS HOJAS DEL PARQUE..
Responder
February 11, 2019
 

juan carlos reyes cruz

Ciertamente, mi querida Raquel, pues una vez los hechos anidados en la memoria no necesitan de razones para transformarse en recuerdos y da lo mismo que las evidencias hayan volado; el daño, para siempre, ya fue causado.
Cuán edificante es comprobar que existen personas con capacidad suficiente para hacer de asuntos triviales toda una sinapsis que, a la postre, pueden resultar didácticas. Se te agradece.
Cariños.
JCRC.
Responder
February 11, 2019

Adriana M T Biset

Que sentida y triste poesía,como siempre tan bien expresada en tus letras J C...queda en el infinito dando vueltas la pregunta,la curiosidad de por que te hizo llegar la carta después de haberse marchado?tal vez por la misma razón que el viento las arrancó de tus manos?Felicitaciones por tu poesía,un saludo.
Responder
February 11, 2019
 

juan carlos reyes cruz

Por si fuere el caso, es preciso que despeje dudas: Esto es ficción.
No obstante, la pregunta que formulas ante una hipotética posibilidad de que hubiese sido cierta, no deja de ser pertinente y, entonces, recrearemos una respuesta desde punto de vista de un profesional de la psicología:
Para ella, quien es la que decide la partida, le remuerde la conciencia, ya que él no es el que falló; lo demuestra la pena en la que quedó sumido.
Agradezco profundamente tu participación en mis escritos.
Saludos, Adriana.
Responder
February 11, 2019

Adriana M T Biset

Doble merito para vos amigo,por que consigues llevar nuestra imaginación en un vuelo raudo y nos incentivas a ponernos en personaje y sitio para dejar un humilde comentario...
Responder
February 11, 2019

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy