El encuentro.
Publicado en Nov 27, 2017
Prev
Next
Image
.                                                El encuentro.
Era una lúgubre tarde de invierno. Caminaba raudo por las calles del centro, apurado un poco por huir de las inclemencias del tiempo, pero también , por alguna tarea pendiente. Giré para cruzar el portal de aquel edificio existente  y en la línea de su umbral, nos topamos  tú y yo, cara a cara,  tropezando  nuestros trayectos;  encima tu rostro, tus ojos brillantes, cerca tus labios, cerca tu aroma… y tu vaho caliente que empañó mis lentes. Te aferré por los hombros para evitar tu caída en el accidente, mientras yo, impactado por la sorpresa, me quedé mirando tu lindo rostro que, en ese instante, mostró  miedo. Fue entonces cuando descubrí tu real presencia y exclamé, espontánea y dichosamente, tu nombre… Te quedaste, también sorprendida, mirando mi cara con desencajado misterio, como negando lo cierto, porque  tras un nervioso silencio, débilmente, también me pronunciaste.
Hasta debajo de aquel umbral inmenso y moderno del portal del edificio que se alzaba sobre nosotros, se descolgó la amenaza del temporal anunciado. Miré incómodo hacia el cielo y sentí caer en mis ojos unas gotas pequeñas. “Ven, huyamos adentro,  que la lluvia se viene… ¡Por Dios, qué dichoso encuentro y qué feliz me siento..! ¿Cómo estás? ¿Qué ha sido de ti en tanto tiempo..? Años queriendo verte… ¡No lo puedo creer!” Sentí un leve sacudón de tu cuerpo y clavaste tu mirada en mis ojos con una manera desafiante.
“Espera, espera… ¡Detente..!Lo siento, pero tengo una cita urgente… No puedes detenerme… Lo siento;  debo irme…”
Sutilmente zafaste mi mano de tu brazo y esbozaste una trémula e hipócrita sonrisa que costó casi un imposible sincerar.
Sentí en ese instante que se me estrangulaba la garganta y que las negruras del Invierno se espesaban en lo incierto,  por lo que gemí  angustiado: “¡Por favor no te vayas..! He querido encontrarte durante tanto tiempo…”
“En verdad tengo una prisa inmensa y no dispongo de tiempo para conversar… Búscame aquí en lo alto. Vivo aquí… No paso mucho, pero me puedes ubicar. Ahora de verdad no puedo… Adiós; adiós. Ha sido un gusto verte…”
Te fuiste velozmente, altiva e indiferente. Esperé que  voltearas en algún momento; sin embargo, solo te desvaneciste entre la lluvia y la gente.
En el aire quedó la estela de tu inolvidable aroma, enredándose con  el palpitar agitado de mi corazón que, sin poderlo evitar, estrujó un par de lágrimas avergonzadas, las que luego se confundieron  con las húmedas y abundantes gotas de lluvia que implacablemente azotaron el pavimento.
JCRC.
 
Página 1 / 1
Foto del autor juan carlos reyes cruz
Textos Publicados: 100
Miembro desde: Aug 15, 2017
7 Comentarios 575 Lecturas Favorito 4 veces
Descripción

Una tarde lluviosa en que se produce el encuentro casual entre ella y yo despus de varios aos.

Palabras Clave: encuentro-sorpresa-dicha-dolor.

Categoría: Poesa

Subcategoría: Romntica



Comentarios (7)add comment
menos espacio | mas espacio

Elvia Gonzalez

Encuentros que desnudan los sentimientos, que en mas de alguna ocacion uno piensa que se pueden dar, con quien ha quedado guardado en nuestro subconsciente, ese ser que calo hondo en nuestro corazón, aun cuando no siempre nos corresponden y estos encuentros imprevistos nos sacuden los estantes, Relato que logra captar y transmitir estas emociones, entre sorpresas y dolor, bien plasmado, felicitaciones,
Responder
November 30, 2017
 

juan carlos reyes cruz

Es grato para mi comprobar que empatizas con mis líneas, querida Elvia, sobre todo cuando el valor que le doy a tu opinión es de primer orden.
Ciertamente son solo cuentos, pero conllevan un compromiso con las realidades de la vida y reflejan todo un hecho para quienes las han vivido o una demostración para los que no.
Un saludo pleno de afecto para ti.
Responder
November 30, 2017

Jess Salazar

Es Demasiado Intenso, Conlleva Mucho A Pensar En Aquellos Pequeños Detalles De La Vida, Especialmente, Esos Tropiezos Con El Amor.
Felicitaciones (¡!) Que Hermosas Palabras, Que Como Siempre, Encierran Un Gran Misterio.
Responder
November 29, 2017
 

juan carlos reyes cruz

Quizás para muchos, amigo mío, pueda parecer cursi el decir que el amor es lo único que le da sentido a la vida, pero digan lo que digan ¡diablos que es cierto!
... Y cuando se nos aleja es como si la vida se nos terminara.
Mi estimado Jess, agradezco tu exégesis muy sinceramente.
Responder
November 30, 2017

Mara Vallejo D.-

Que versos más reales y cargaos de sentimientos has compartio, amigo mío. Avivan también mis recurrdos...tirmpos idos !!!
Abrazos para vos.
Responder
November 29, 2017
 

juan carlos reyes cruz

Es para mi motivo de gozo, María querida, tenerte junto a mi en esta fogata de recuerdos que nos une a los nostálgicos y nos dejamos hipnotizar por el fulgor de los instantes enmarañados en la añoranza.
Cálidos afectos ventilo hacia la atmósfera para que vuelen hacia Colombia.
Responder
November 30, 2017

Mara Vallejo D.-

Oh sí, gracias amigo !!!
Responder
November 30, 2017

Lucy Reyes

Soy seguidora de los buenos textos.
Felicitaciones Juan Carlos
Cordial saludo,
Lucy
Responder
November 29, 2017
 

juan carlos reyes cruz

No me abandones nunca, Lucy querida; los amigos, por muy distante que se encuentren, la calidez de su cariño igual nos alcanza.
Responder
November 30, 2017

Carlos Reyes Navarrete

Bonito relato en prosa poética, aparte de emotivo episodio.
Saludos.
Responder
November 28, 2017
 

juan carlos reyes cruz

Gracias, hijo querido.
Responder
November 30, 2017

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy