Ciertos abismos de la realidad (Reflexiones)
Publicado en Apr 21, 2017
Prev
Next
Un tal "Villa Curry" tiene escrito en su página web algo que me llama poderosamente la atención y despierta mi curiosidad. Es la frase que dice "dejemos de soñar y vivamos la realidad". Pues muy bien. Resulta que yo soy un eterno hombre soñador pero, mirad por dónde amigos y amigas que me estáis leyendo, también resulta que soy un hombre perpetuamente realista. Así que vamos a despertarnos para saber en qué mundo estamos viviendo ya que tanto les gusta a los realistas. El asunto prioritario, cuando de realidades estamos hablando, se refiere a los que consiguen tanta fama, tanto éxito y tanto dinero, que se convierten en ídolos, iconos y talismanes para la población (de manera muy exagerada con los más jovencitos y las más jovencitas que suelen ser, por ley de vida, los más inocentes y los más fáciles de engañar).
 
Cuando un hombre consigue ser un referente para mucha parte de la población nacional e internacional tiene que saber aceptar todas las críticas sean para bien o sean para mal ya que para eso es (o debería ser) un ejemplo para los demás. Ayer estuve cenando con un jovencito gran amigo mío que despertó del sueño y se encontró con ciertos abismos de la realidad cuando estábamos hablando de Joaquín Sabina. Como estábamos hablando de realidades por fin lo llegó a comprender todo. Es mucho más fácil de lo que la mayoría de la gente cree esto de desenmascarar a los "truhanes". Recordad lo de "soy un truhán soy un señor" del también desenmascarado Joan Manuel Serrat y lo de "una de dos o me llevo a esa mujer o entre los tres nos las apañamos para pasarlo bien" del también desenmascarado Luis Eduardo Aute. Ciertos abismos de la realidad. Así que vamos a ver qué abismos vamos a desenmascarar tratándose de "Joaquín Sabina el capricho de alguna menina" (y lo digo en poesía ya que él se las da de poeta). Ojo a los siguientes datos y a ver si no nos perdemos "por los cerros de Úbeda" que, ¡oh casualidad de la vida real!, es la ciudad donde nació el tan "queridísimo, amadísimo y por supuesto que famosísimo, Joaquín. ¿Le veremos o no le veremos el peluquín". Comencemos a tener la suficiente inteligencia para saber lo que contamos y hasta lo que cantamos y si lo que cantamos tiene relación con lo que contamos y lo que contamos es la realidad y no el simulacro de la realidad. ¿Me estáis comprendiendo bien, amigos y amigas que me seguís leyendo? Pues empecemos con algo muy del también famosísimo e ídolo de masas Paco Ibáñez: "¡Y a la mujer del obrero se la tiran cuatro tunantes de esos que tienen dinero"! Buen comienzo. Ya empezamos a comenzar a pensar.
 
Un curioso e interesante dato (para que nadie se llame a engaño) es que cuando Joaquín Sabina (al cual le llevo de ventaja de que nací un mes antes que él lo que quiere decir que cuando él vio la luz yo ya la tenía muy bien vista) se instaló en Madrid yo ya tenía 29 años de edad y era un perfecto y completo conocedor de todos los ambientes madrileños antes de que él comenzara a conocer mi ciudad; lo que quiere decir que mientras en 1978 él era solamente un "pardillo" en la capital de España yo ya estaba de vuelta. Repito que lo hago saber para que nadie se llame a engaño y quien avisa no es un traidor. Así que veamos lo que sigue y luego volvemos a lo de "tirarse a las mujeres de los obreros" porque va a ser muy interesante descubrirlo. 
 
En un principio era la palabra. Así que cuando Sabina se autoproclama "poeta del pueblo" vamos a ver qué es esto de las palabras en el mundo de la realidad artística. Analizad profundamente, y con sumo detalle, todas las letras de este tal Joaquín y decidme, con la mano en el corazón, si a eso se le puede llamar poesía de alto nivel o chapuza falta de verdadera calidad literaria; porque a mí me da la sensación de que eso de que es poeta es una especie de "fantasmada" o "cortina de humo" para ocultar la realidad; de esas "cortinas de humo" que tanto abundan en el panorama de las Letras Literarias. ¿Sabe Joaquín Sabina eso tan conocido de que los verdaderos poetas, los grandes poetas, o se han muerto siempre de hambre o han tenido que conocer durante algunos períodos de sus vidas y antes de alcanzar su merecido éxito, lo que es el hambre o, al menos lo que es la necesidad económica? Me parece que estamos empezando a descubrir ciertos abismos de la realidad, que es lo mismo que decir que ciertas "realidades" son espejismos de esos que no contienen agua alguna para saciar la sed sino simplemente alucinaciones de quienes les da por alucinar demasiado. ¿Sabéis lo que es alucinar demasiado? Exacto. Me estoy refiriendo a lo de "las jeringuillas en el lavabo". ¿Y a mí que me da por pensar que cuando se escribe alucinando es que se carece de capacidad natural y de verdadero talento para saber escribir?
 
Hagamos un breve paréntesis antes de descifrar la verdad de los que se autodenominan y les proclaman las publicidades engañosas poetas "del pueblo" y hasta "para el pueblo". Mientras hago este paréntesis os doy tiempo para que penséis mientras yo contengo la risa. Lo de "poeta" por supuesto que le falta muchísimo camino como para poder llegar a serlo o, más bien dicho, no encuentra el punto exacto en que la poesía es de verdad la belleza de las letras y se enrolla con "palabrotas" para decir que es "poesía moderna"; una definición que me llena tanto de extrañeza que resulta que la verdad es que no existe porque la verdadera poesía no tiene edad. Aclarada esta cuestión, vamos con el paréntesis.
 
La "movida" madrileña fue un movimiento contracultural (y a ver si ya sabemos de una vez por todas que lo que va contra la cultura no es cultura porque es contra cultura o sea que carece de cultura para ser más sinceros) surgió durante los primeros años de la Transición de la España posfranfista. Tengo que señalar que la contracultura (que se demuestra que no es ninguna clase de cultura por su propia denominación de origen) se generalizaría más tarde a otras provincias y se prolongó hasta mediados de los años 80. Y yo en los años 80, y aún muchos años antes, ya tenía la suficiente cultura y había vivido el ambiente de todas las contraculturas como para saber distinguir "lo que sí es" y "lo que no es". ¿Cultura es lo que se escribe fumando porros o es una porrada de chorradas tras chorradas producidas por los porros y las jeringuillas olvidadas en los lavabos? Entendida con total claridad esta cuestión (que a mí me pilló ya profundamente convertido en hombre culto de los de verdad) ya podemos conocer la enorme falta de cultura de Joaquín Sabina y quienes, como él, aprenden tanto que se creen más listos que quien inventó la pólvora. Demasiada pólvora, que en este caso deriva de "polvo" para ser exactos del todo. De aquellos "polvos" nos quedaron estos "lodos". ¿O no es verdad? Hablando de "polvos" ya podemos hablar de quiénes son los que, en verdad, se tiran a las mujeres de los obreros aunque se llamen "poetas del pueblo" o precisamente por llamarse "poetas del pueblo". ¿Resolvemos este acertijo? Antes tengo que traer a este texto la frase que soltó Bertin Osborne, hace tan sólo unos meses, en un canal de televisión de España. Dijo lo siguiente: "Aquí hay más tontos que botellines". ¿Y si resulta que Bertín Osborne tiene razón porque sabe lo que dice? Vamos a verlo de inmediato.
 
La cancioncilla, repito, es "Y a la mujer del obrero se la tiran unos cuatro tunantes de esos que tienen dinero? ¿Hay aquí algo oculto que necesitamos descubrir para saber la verdad sobre quiénes se tiran a las mujeres de los obreros que tienen que recurrir a la prostitución para poder sobrevivir ellas y sus familias? ¿Esos autoproclamados "poetas del pueblo" nos están queriendo desviar los pensamientos para que nos creamos que son todos los millonarios los que cometen tal agravio y tal indignidad contra estas pobres mujeres? ¿De verdad creéis, amigos y amigas que me estáis leyendo que los millonarios pierden el tiempo tirándose a las mujeres de los obreros o no será mucho más cierto que la inmensa mayoría de los millonarios, por no decir todos o casi todos, duermen con mujeres de la alta clase social porque para eso son millonarios? Si esto es verdad (y sabed de una vez por todas que esto es verdad), ¿quiénes son los que en la realidad -dejemos de soñar y seamos realistas- se tiran a las mujeres de los obreros faltándolas al respeto y denigrándolas hasta el punto de soltarles unos pocos y míseros billetes a cambio de tener relaciones sexuales con ellas? Pensemos durante unos minutos antes de continuar. Porque la realidad es que alguien se las tira.
 
Abro otro paréntesis muy interesante. ¿Sabéis, amigos y amigas que me estáis leyendo, que Joaquín Sabina siempre lleva mil euros diarios en los bolsillos de su pantalón mientras que yo solamente llevo, y eso Gracias a Dios, un escaso euro y muchos días ni tan siquiera ese escaso euro? Lo digo por lo de "unos cuatro tunantes de esos que tienen dinero". ¿Habéis captado ya lo que os quiero decir? Leed lo siguiente. Sabina canta (más bien mal pero algo canta) pero yo también canto (y no precisamente tan mal como canta él). Sabina dice las cosas claras (pero oculta cosas que no quiere decir) mientra que yo digo las cosas claras y no oculto nada porque no tengo nada que ocultar. Como Sabina tiene tanto dinero puede, todos los días que le da la gana, cantar "las veinte en copas" (o sea que al menos veinte copas se mete para el cuerpo además de otras cosas más o menos de drogatas) mientras que yo no puedo cantar "la veinte en copas" (pues con un euro sólo me da para un café con leche, y sin bollo de ninguna clase, en algunos bares y no en todos, por supuesto, cuando mucho menos en los de lujo a los que acude él) pero soy capaz de cantar "las cuarenta en bastos" (que no son 20 sino 40) para poner a cada uno en su lugar.
 
¿Qué estoy queriendo decir con todo esto? En primer lugar que cuando Joaquín Sabina conoce y se introduce de lleno, de forma activa por supuesto, en el mundo de la prostitución de la ciudad de Madrid, yo ya hacía bastantes décadas que sabía todo lo que se debe saber de dicho mundo sin haberme "quemado" nunca porque tengo mucha más inteligencia que él. Y ahora vamos a lo más sorprendente de todo. Es cierto que Sabina paga cien euros a una prostituta (una mujer de obrero en muchas ocasiones para ser más exacto o al menos obrera ella misma) pero la denigra y le quita toda la dignidad de ser humano cuando duerme con ella y se la tira. ¿De acuerdo en que a la pobre mujer del obrero, u obrera ella misma, no le queda más remedio que aceptar que Sabina la denigre y la quite toda dignidad humana tirándosela a cambio de cien miserables euros? Yo puedo decir, y Dios es testigo de ello, que he llegado a contactar con prostitutas (mujeres de obreros o tal vez solamente obreras) para regalarlas quinientas pesetas de aquella época, o alguna bella flor para cantar a su belleza, o alguna obra de arte como por ejemplo un bonito poster diseñado por mí mismo, o alguna poesía que de verdad es poesía y no apariencia de poesía, o algún instrumento de trabajo que necesitaba) y todo ello sin jamás haberme tirado a ninguna de ellas; o sea, respetándolas hasta tal grado sumo que, por ser "hijas del pueblo", jamás las he obligado a tener relaciones sexuales conmigo ni aunque ellas me lo estuviesen pidiendo a cambio de mi dinero. Y pongo a Dios por testigo que esto es cierto. Cuando Joaquín Sabina (el tan autoelogiado "poeta del pueblo" y los "tíos de las boinas" (que se autoproclaman "hijos del pueblo") respeten y dignifiquen a las prostitutas (mujeres de obreros muchas de ellas y obreras todas) tendrán derecho a hablarme de igual a igual y de hombre legal a hombre legal. 
 
Así que ahora resulta que está descubierto el "potaje". La inmensa mayoría de los que se llaman hombres mientras se tiran a las mujeres de los obreros no son los millonarios sino los que se llaman, asimismos, "hijos del pueblo" (falsos poetas o simples paletos con boina nada más) traicionando la dignidad de la clase proletaria a la que tanto dicen defender pero ocultando que son ellos los que se las tiran. Abismos de la realidad. Por eso he titulado a este texto abismos de la realidad. Si lo han entendido todo sólo me queda por añadir una frase muy sabia aprendida en mi infancia bajo la mirada de mi inteligente abuela materna: "más claro agua".
 
Y como punto y final he de decir que, como nota anecdótica pero totalmente real y verdadera, ha habido algunas de las del "viejo oficio" que, por haberlas respetado y no haber querido denigrarlas llendo con ellas a la cama, me han llegado a insultar gravemente y hasta me han querido escupir en la cara. No importa. El caballero es caballero siempre, "caballero" Sabina, y perdone que le llame "caballero" pero, como dijo Groucho Marx, es que no le conozco todavía lo suficiente; mas le aclaro -para que aprenda usted un poco lo que es en verdad poesía- que yo jamás poetizo escribiendo a favor de las inmundicias ni de la violencia rompiendo cristales de Bancos o cualquier otra clase de comercios lícitos. Lea por ejemplo, cuando Dios quiera que se publique, mi novela titulada "Buscando al amor" (por poner un claro ejemplo) y lea bien porque no he dicho "Buscando el amor" sino "Buscando al amor" que, por cierto, son dos cosas tan diferentes que hasta son opuestas. Usted busca el amor por donde quiera que va. Yo sólo he buscado al amor una sola vez y como Dios manda. ¿Se distingue ya la diferencia entre usted y yo? Chao.
Página 1 / 1
Foto del autor José Orero De Julián
Textos Publicados: 6825
Miembro desde: Jun 29, 2009
1 Comentarios 6 Lecturas Favorito 0 veces
Descripción

Reflexiones de carácter social, político y económico.

Palabras Clave: Comunicación Divulgación Reflexiones Pensamiento Actualidad Comentarios Opinión Sociedad Política Economía Instrucciones Realidad Verdad.

Categoría: Artículos

Subcategoría: Comentarios & Opiniones



Comentarios (1)add comment
menos espacio | mas espacio

José Orero De Julián

Cantemos pues: ¡Cuántas verdades ocultas! ¡Cuántas mentiras cantadas! ¡Cuántas verdades ocultas! ¡Cuántas mentiras cantadas! ¡Pensad que las personas cultas están muy bien enteradas! ¡Pensad que las personas cultas están muy bien enteradas! ¡Están muy bien enteradas! ¡Están muy bien enteradas! ¡Están muy bien enteradas! (Y sin sello discográfico ni tanto "caché" millonario, don Joaquín)
Responder
April 23, 2017
 

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy