Con una copita de ms
Publicado en Feb 06, 2016
Prev
Next
 
                                                                                             Al vino no se lo engaña,

                                                                                              hay bronca, hay odio, 
                                                                                              hay amor y él lo sabe.
Con tu recuerdo rondando sobre el vino, mis ojos no son de acero, que aún ellos suelen soltar y aflojar como si les echaran cien azotes por ello.
Si alguna vez de tus ojos me dieres  descanso, de pareceres tan varios, de  amores que te atan por ambos cabos.
La borrachera va y viene de la locura a la razón, te hace mudar de ropa, te viste de brío, entonces mi pecho se levanta  altanero y con cada copa;  copa a copa, leño a leño, como flaca estopa se levanta terrible fuego y se convierten  tus olvidos, en las gotas de mi llanto.
No me paré en los perjuicios cuando regalábamos las diferencias, ni reparé en los contrastes cuando no encontrábamos la común opinión, humo de paja fueron nuestros acuerdos, cenizas de nuestros pleitos.
La larga experiencia en el trago, lo que aprendí una vez, y mi madre me lo repitió por diez, esto te predico y te vendo: El dolor en el vino vive su incendio y se apaga cuando se quiebra la otra copa en el brindis.
Creía yo,  y así  lo conservamos, lo menos mal que se pudo, y nos llegamos en pobreza, nos hicimos de camorra, en las dudas de los celos,   nos amamos entre los pies ligeros de broncas apretadas.
Eras mi otra copa en el brindis. He oído decir a mi abuela “No te embriagues que el vino, te deja tuerto, con tanto alcohol que te ciega y no te deja ver la huella del camino.
¿Cómo puede haber tanta risa en el llanto? Quiero,  entre el alivio y el daño, entre lo dulce y lo amargo; cobrar la deuda vieja de amores perdidos.
¿No hay quien trence tu mirada y la mía? Quiero esa sonrisa, entre dicotomías inaccesibles, y aún así, termine con tus manos sobre las mías.
¿Dios existe? No puede ser que lo que sea en todo tenga que ser en nada. Si Dios existe ¿dónde está el amor, dónde está ella?
Brindemos por ella que ya no existe y brindemos por Dios, que sin ella, tampoco existe.
No pienses ni por un momento que en mi silencio te quiero menos.
Quiero que sepas con una lágrima rondando por mi botella: Es el amor a tus ojos claros el que ha inventado todos estos versos.
Con un hambre desnudo por ver tus ojos; un desierto  de sal  fue mí ser de sed infinita.
Por eso… por eso, quiero a porfía quitarle un verso a tus ojos para dárselo a esta copa de vino
y sirvan tus ojos de ala para el verso que levanta vuelo.
que hará mi verso indecible y a mi pluma inexplicable en amores mal gastados
Página 1 / 1
Foto del autor gonza pedro miguel
Textos Publicados: 310
Miembro desde: Nov 03, 2012
4 Comentarios 378 Lecturas Favorito 0 veces
Descripción

poema

Palabras Clave: vino

Categoría: Poesa

Subcategoría: Romntica



Comentarios (4)add comment
menos espacio | mas espacio

Gustavo Adolfo Vaca Narvaja

Durísimo Gonzalo. Profundo, sentido, dolido. Las palabras tienen el filo del espasmo, del despecho, de la pregunta Y del reclamo. A veces uno piensa que en mundo es un Dios que se deshizo, porque la injusticia del no lograr retener ese amor, no encuentra un culpable y es cuando entonces lo señalamos. Tal vez, en el alcohol no logres repuestas y solo más deterioro, lo que hay que cuidar. Hay una raya que no se puede cruzar que es cuando la botella se ríe de uno a carcajadas por su triunfo.
Felicitaciones por ese desgarrado escrito amigo
Responder
February 08, 2016
 

gonza pedro miguel

Hola Gustavo, que bueno que este texto tenga tu mirada complaciente, un amor compartido o no siempre es una escusa para escribir. Te mando un gran abrazo.
Responder
February 13, 2016

Enrique Gonzlez Matas

ESOS OJOS CLAROS, AMIGO GONZA, TE INSPIRAN BUENAS LETRAS AÚN DETRÁS DE UNA BOTELLA. RISAS Y LÁGRIMAS NOS DA EL AMOR Y LA PASIÓN NOS ARREBATA HASTA LA TRANSITORIA LOCURA.
TE FELICITO PORQUE ESTÁS EN BUENA RACHA LITERARIA.
UN BUEN ABRAZO AMIGO.
Responder
February 06, 2016
 

gonza pedro miguel

Hola Enrique; la idea era crear un texto que fuera algo errático como el andar de un borrachín, con un sujeto de la enunciación llorando, riendo, enojado, suplicante. me alegra que le texto sea de tu agrado, saludos mi querido amigo.
Responder
February 13, 2016

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy