El gobierno del hacha
Publicado en Jan 16, 2016
Prev
Next
El gobierno del hachazo
Sólo para agradar, unos meses antes él nos hablaba bien, pero ya nos quería mal, con voz fingida al resto los entretenía, hacía el rostro de risa, bailaba cual enamorado, mientas los engañaba; tapados los ojos no vieron el hacha en su mano.   
Con regaladas palabras, hace un mes nos durmieron con un cuento, y nos despertaron con los gritos de angustia por los DNU
No soy de este cuento, vengo de otro sueño, verme en este sueño me parece pesadilla,  es un hacha amarilla, afilada en rencor, que cae pesada cortando el grito de las plazas.
Esta es el hacha del desgaje, de la desmembración, la que partió el diálogo y partió la República.
Con la lengua en silencio y sin un periodismo que comente los agravios, no hay albergue para la queja, la justicia  que buscamos no está en el seno del gobierno, sino en el grito del pueblo.
Es un hecho ineludible, la crítica o la protesta del quiere un país mejor, mientras  que el silencio es tan del gusto de los dictadores que sostienen a los pueblos por debajo, por eso el oficio de la queja y el grito en la plaza como única defensa.
Tras  largas décadas de obstáculos entre mortajas y sudarios donde crecían los muertos, donde una parte de nosotros murió con esos  muertos, donde lloramos, corrimos, escapamos de tumbo en tumbo, para algunos el exilio. Después… después tuvimos un remanso que hizo nuestra vida al fin  llevadera. Recuperamos lo que pensé, nunca podríamos recuperar: La justicia, la verdad y la memoria. Hoy de nuevo, los mismos tiranos, la misma guerra, la misma hacha.
En la nube, el agua del río; en el grito, la espada del pueblo. Después de haber vivido entre tanta muerte hay una conciencia del dolor  del que no se vuelve sin un espíritu crítico.
Por eso hoy otra vez volveremos con los brazos abiertos,  y si es necesario con el puño en alto en la huelga sin que puedan bajarlo los carros hidrantes, ni los centuriones al asecho.
Sabe Dios que no protestamos sin causa, ni odiamos a nadie sin justificación, sólo defendemos nuestra causa. Aclaro no es fanatismo, simplemente: convicción. Tuvimos un país mejor, y estos los quieren destruir de nuevo.
Triunfa de nosotros la tiranía. No podemos ponderar este gobierno, por aquí  va nuestro descontento, un ministro dejando escapar unos presos, el otro se llena la boca insultando de grasa, por allá otro ministro, quiere bajarnos el salario siguiendo la vieja receta del Fondo.
Ellos nos quieren con traza de mendigo, como ese que pide permiso al hablar. Si alguien se siente perjudicado en sus legítimos derechos ¿Qué no lo puedo denunciar? ¿Por qué entonces piden que lo dejen gobernar? ¿Cuánto más tiene que destruir para que todos empecemos a protestar? ¿Qué no se acuerdan de Menen y Cabalo? Con las heridas al aire de un pasado reciente, sabemos lo que nos espera si nos callamos.
Yo no soy un escéptico, en algunos periodistas creo, en algún medio creo, no creo en los globitos amarillos, creo que el capital para los buitres es un fin y no un medio, creo que si se gobierna por decreto el presidente no es demócrata, ese es mi credo.  
Lo que me preocupa es la inmovilidad y el silencio de los dirigentes políticos, ruego para que aparezcan y sean el signo inteligible de un malestar que se hace más que evidente.
 
Página 1 / 1
Foto del autor gonza pedro miguel
Textos Publicados: 310
Miembro desde: Nov 03, 2012
0 Comentarios 221 Lecturas Favorito 0 veces
Descripción

La queja. Argentina es un pas gobernado por una idea, el regreso de las viejas fallidas recetas del fondo monetario y Macri su fiel ejecutor

Palabras Clave: Macri

Categoría: Conocimiento

Subcategoría: Resmenes



Comentarios (0)add comment
menos espacio | mas espacio

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy