En la agenda cerebral
Publicado en Sep 01, 2009
Prev
Next
Una de las cosas que odio de mi,
es que nunca pudé olvidar tu número telefonico,
lo grabé con el puñal mas fino, en la piedra
mas honda, dentro del rincon mas vacio y 
escondido de mi cerebro.
Realmente odio no poder olvidarlo
porque en combinacion con el alcohol
es nocivo para mi salud mental y para tu
valioso tiempo.
 
Nunca creí que escuchar nuevamente
el soplido helado de un desprecio, de un desamor,
me haría renacer, sentir la tibieza de mi alma,
tranquila, pacifica y entusiasmada con
creerte perdido, con creerte tan distante,
con creer que respiro por tus desprecios
y mi falta de ti.
 
Tan contradictorio que me parece una locura,
me confunden mis pensamientos, me confunde
que mi llanto sea para sentirme despreciada, pero
motivada a vivir para realizar mi venganza.
 
Soy una mujer maldita,
iluminada con aerosol oscuro,
caminante de una luna lejana,
habitante de un bar encima de un crater, 
con mi teléfono, con tu número
grabado en mi agenda cerebral
para llamarte en mi mareos constantes,
para llamarte cuando comience a sentirme
feliz pero desamparada.
 
Tu numero es parte de la pagina para
emergencias, así que perdona que te moleste,
que acribille tu tiempo y te oblige a escuchar mis
maldiciones, pero que te quede de
consuelo que siempre tendrás el don de colgar antes que yo.
Página 1 / 1
Foto del autor aNTTha LyThra
Textos Publicados: 90
Miembro desde: Jun 22, 2009
8 Comentarios 801 Lecturas Favorito 1 veces
Descripción

Nunca falta alguna llamada estando ebrios para decir todo lo que no se dice cuando estas sobrio. En este caso la protagonista llama a su hombre y lo insulta y el la desprecia, ella comienza sentirse feliz (algo realmente extrao y contrario a lo que debia sentir).

Palabras Clave: numero telefonico telefono maldicion borrachos ebrios locura

Categoría: Poesa

Subcategoría: Gtica


Derechos de Autor: Angeles Galicia


Comentarios (8)add comment
menos espacio | mas espacio

Angeles

inocencio: gracias por las estrellas, y pzz este texto es un poco exagerado de lo q puede prvocar el alcohol en combinacion con un celular y un no-amor ahh si y su num telefonico jajajajj...ahh y honor que este en tus fav..

Un abrazo tu amiga, Angie
Responder
September 14, 2009
 

inocencio rex

excelente!!! el poder atómico del despeccio!!! contundente, con la sinceridad del ebrio, con ganas de matar y de morir... por no hacerse una lobotomía que borre ese numero maldito, o cortarse los dedos para no volver a marcarlo... he vivido algo parecido: también me he tragado el orgullo, pero no pude escribir nada así, con ese humor bilial. me encantó y lo llevo a favoritos.
5 estrellas
Responder
September 14, 2009
 

Angeles

Miguel: Gracias por tus palabras, por tu sincero comentario...
Mis mejores deseos, Angie.
Responder
September 12, 2009
 

miguel cabeza

Angeles, me encantó tu poema. Sentido, hermoso, sincero, sin concesiones...
Responder
September 12, 2009
 

Angeles

Juan Carlos: Dices perfectamente bien, es una voz masoquista, muy masoquista mejor dicho, y atascadod e inmadurez, talvez de cobardia.
Un saludo, Graxias por las estrellas!!!!
Tu amiga, Angie
Responder
September 12, 2009
 

JUAN CARLOS

Hola Angeles.. Dicen que la ebriedad nos hace desenhibidos y decimos muchas cosas que estando sobrios no la diriamos.. Un texto fuerte, donde describes como se puede perder la dignidad disfrazada de un amor que no lo es tal, mas bien es una obsecion..Estra dispuesta al maltarto psicologico y sentirse bien es muy masoquista creo Yo.. Un excelente texto que muestra toda la crudeza e inmadurez..producto muchas veces por un amor malentendido...Felcitaciones por tu texto !!! Dejo estrellitas para Ti..

Besos y Cariños...Juan Carlos..
Responder
September 12, 2009
 

Angeles

Alejandro: Gracias por tu comentario, pues este poema estaba ya muy solito!, y e de decir que estoy de acuerdo con lo que dices pero tambien es bueno decirlas cosas cuando las sientas no importa el estado, si no decirlo!
Pero es verdad lo mejor es decir las cosas sobrios jajajaja!
Responder
September 03, 2009
 

Alejandro

Angeles. Una enorme felicitacion, ¿a quien no le a pasado que en momentos de ebriedad sale lo valiente? pero recuerda siempre es bueno decir las cosas en su momento. Siempre hay un momento justo o por lo menos el mas indicado.
Responder
September 02, 2009
 

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy