EL PERSONAJE
Publicado en May 19, 2013
Prev
Next
Image
Anacleto era sólo un nombre para algún personaje que no había nacido para ninguna historia. Permanecía junto con otros nombres en aquella lista de un escritor de poca monta y de muchas ilusiones quien tenía la necia costumbre de utilizar nombres raros, extravagantes o feos para los personajes de sus cuentos.

Así vio Anacleto como se fueron otros nombres de aquella lista a darle vida y color a las historias  inventadas por aquel escritor, mientras  él seguía padeciendo en la espera. ¡Aquí estoy! quería gritarle cada vez que el escritor imaginaba un trama con sus personajes y lo desarrollaba. Ya no le importaba encarnar a cualquier sujeto, podía ser niño, adolescente o adulto. Tal vez travesti, homosexual o transexual, si el autor lo utilizaba como un juego de palabras de Ana-Cleto.

La desesperante espera iba revistiendo de impaciencia al nombre, al principio, cuando fue colocado en la lista, deseaba ser el protagonista principal en un cuento de su escritor, luego pensó que personaje secundario no estaría mal, ahora se conformaba tan solo con una pequeña mención en cualquier trama. Ya no le importaba que el personaje al que estuviera asignado fuera héroe o villano, inteligente o idiota, hombre de fe o ateo, moral o inmoral, sujeto  bueno o malvado como una lezna. Le daba lo mismo ser un príncipe azul o un monstruo; finalmente, pensaba que un monstruo es sólo una exaltación de la naturaleza o de la imaginación y una impresión aterrada de la mirada. Mientras que el personaje de príncipe azul también representa la exaltación del ego o la exacerbación del desamparo físico o emocional de una mujer que vive prisionera de una ilusión desbordada.

Su existencia —en la penumbra de la literatura— era como viajar en un laberinto. Anacleto buscaba  llegar al centro mismo de la imaginación del autor, para encontrarse con su propia identidad  y retornar en el hilo de la trama –como el de Ariadna — con la más grande victoria: “Saber quién era”.

Cada vez que el escritor se disponía a escribir una historia, el nombre se emocionaba, pensaba muy ilusionado que por fin sería tomado en cuenta. Quería salir del anonimato encarnando un personaje que viviera su propia historia enfrentando sus retos, que disfrutara los triunfos y padeciera los fracasos. Protagonista o no, él quería embarrarse en el estiércol de la mentira para luego purificarse en la luz de su verdad. Imaginaba ¿Por qué no?, alcanzar la fama de su tocayo Anacleto Morones, el de Juan Rulfo. Luego, quedaba sumido en la más grande tristeza cuando el escritor ignorándolo no lo tomaba en cuenta para la nueva historia que escribía.

Aquella madrugada, el escritor desvelado y emocionado por un nuevo cuento que la musa de la inspiración le había contado al oído, abrió la lista donde guardaba los nombres para los personajes de sus historias y la leyó una y otra vez, por fin escogió el nombre de Anacleto y éste se llenó de una dicha inmensa, ¡Sería personaje de un cuento!

Cuando el escritor inició su nuevo relato y escribió: “En un hermoso poblado a orillas del mar, se desarrolló la historia de amor y muerte de Ana y Cleto…” En ese momento terminó la existencia en el limbo literario del nombre Anacleto y renació de la imaginación inspirada del escritor, no sólo en uno, sino en dos personajes, que vivirían su propia historia de amor. ¡Eso era mucho más de lo que hubiera querido el nombre olvidado, pues salió victorioso de su propio laberinto!
Página 1 / 1
Foto del autor kalutavon
Textos Publicados: 157
Miembro desde: Jun 19, 2012
13 Comentarios 964 Lecturas Favorito 2 veces
Descripción

Palabras Clave: el personaje

Categoría: Cuentos & Historias

Subcategoría: Relatos



Comentarios (13)add comment
menos espacio | mas espacio
 1 2 > 

Federico Santa Maria Carrera

¡Qué buena historia corta, amigo mio!
Pones sobre la mesa las herramientas de tu inteligencia y nos entregas una fantasía que detalla un poco nuestra intimidad de creadores, sumándole un bien pensado remate al cuento que nos deja un rico sabor.
Responder
June 07, 2013
 

LAPIZ ESCRIBE

Siempre sorprendes con tus excelentes relatos; es grato enontrar escritores de este talante; un abrazo. agradable escrito.
Responder
May 27, 2013
 

Eduardo Sosa

La dualidad humana puesta de manifiesto en un texto poetico...Genial!!
Responder
May 24, 2013
 

Daniel Gaitn (DAGA)

Al fin me doy tiempo para empezar con las lecturas, este fue el primero, espero en breve continuar con otros. Muy buen cuento, la ansiedad que muestra el nombre es de importante relevancia para la historia.

Un abrazo.
Responder
May 23, 2013
 

kalutavon

Gracias Lucy por la lectura y el comentario, quedo muy feliz al saber que fue de tu agrado el relato. Afectuoso saludo.
Responder
May 23, 2013
 

Lucy reyes

Delicioso leer tu original relato. ME LO LLEVO A FAVORITOS
Responder
May 23, 2013
 

LUZMA54

Amigo, excelente historia, te felicito, gracias por compartirlas.

Cordiales a afectuosos saludos
Responder
May 20, 2013
 

kalutavon

Amiga LUZMA, gracias por la lectura y por hacerla patente con tu amable comentario. Cordial saludo.
Responder
May 20, 2013

MARIA VALLEJO D.

Amigo Kalutavon.
Sus historias las leo y las atrapo para sacarle
lo que deseo.
La vida del ser humano está llena de esperas
sea cual sea su índole; pero lo más importante
es saber esperar, sin que eso nos lleve a perder
nuestro patrón de personalidad
y sobre todo nuestra dignidad.
felicitaciones
Abrazos
Responder
May 20, 2013
 

kalutavon

Estimada María, tu presencia en este espacio siempre es grata, decirte además que la interpretación que cada lector le de a los textos es una forma de recrearlos, todas se agradecem y son bienvenidas en este lugar. Como siempre te saludo con afecto.
Responder
May 20, 2013

Romani

EXCELENTE.
en verdad que me ha encantado, no he leído nada igual y menos tan bueno como este tu cuento.
La forma en la que inicia da a entender otro camino pero conforme avanza vas leyendo varias cosas; más historias dentro de una historia que no existe por carencia de un personaje, cuya historia aunque está por comenzar, ya está hecha.
Me sorprendió el final, y con la referencia al "travestí" debí haber visto venir ese juego.
Definitivamente me lo llevo a favoritos.
BRAVO!!!
Responder
May 20, 2013
 

kalutavon

Amigo Luís Alfredo, como siempre acusioso en la lectura y amable en el comentario, lo que te agradezco sinceramente, me quedo con el agradable sabor de boca que me deja tu comentario. Saludos.
Responder
May 20, 2013

Aete

muy buen relato, me ha gustado mucho, el premio por la espera fue el doble, sus recuerdos el doble y dos veces amado, no podia pedir mas despues de haber sido presente sin pasado ni futuro
saludos
Responder
May 20, 2013
 

kalutavon

Gracias Añete, como verás estabamos en la misma sintonía, cuando tu imaginabas y creabas la Obra, -muy buen texto por cierto- ambos pensábamos en los entretelones previos a la escritura del texto. Nos seguimos leyendo amigo.
Responder
May 20, 2013
 1 2 > 

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy